Gallegas que rompen techos

La santiaguesa Aida Ariño, coordinadora de programa del servicio de lucha contra las minas en Mali, empezó en el 2008 una carrera internacional en la ONU que la llevó también a Alemania, Dinamarca, Perú, Panamá o Congo, bases desde donde se movió a una veintena de países
La santiaguesa Aida Ariño, coordinadora de programa del servicio de lucha contra las minas en Mali, empezó en el 2008 una carrera internacional en la ONU que la llevó también a Alemania, Dinamarca, Perú, Panamá o Congo, bases desde donde se movió a una veintena de países

Aida Ariño: «Víao imposible, pero aos 23 anos entrei na ONU e aos 31 na loita antiminas»

La santiaguesa, que lleva casi dos décadas en Naciones Unidas trabajando en zonas en conflicto, aclara cómo pudo hacer una carrera internacional. También comparte su día a día: «A todos os países levo o San Xoán. No Congo fixemos unha cacharela ao pé dun volcán activo á que sumou xente dos cinco continentes»

Gallegos en el mundo