Y mientras, avalancha de currículos para trabajar en Basilea

La firma suiza que selecciona personal para obras en el país helvético recibe más de 350 solicitudes


carballo / la Voz

El anuncio de una empresa de colocación de Basilea de que necesita personal para trabajar en varias obras ha generado el envío de una avalancha de currículos por parte de los interesados en los puestos. Serán entre 50 y 100 los elegidos para, a partir de abril, empezar a trabajar tanto en la capital cantonal (donde el paro ronda el 3,5 %) como en el anexo, denominado Basilea Campiña, en el que el desempleo es aún menor: del 2 %. Unas cifras muy llamativas, pero incluso superiores a las que se registran en otros cantones. Por ejemplo Obwald, que en diciembre tenía una tasa de desempleo del 0,8 %. Si no tiene el récord europeo, no andará lejos.

A última hora de la mañana de ayer, en las oficinas de Bautech Personal se habían recibido ya más de 350 currículos. Y eso, en apenas día y medio desde que el jueves se anunció que se abría el plazo para presentarlos. Será el mes que viene, en marzo, y a finales, cuando se realicen las entrevistas personales con los candidatos en un local de Cabana de Bergantiños. Se encargará Iván Morales, empleado de la empresa con origen en la Costa da Morte.

Buscan albañiles, encofradores, maquinistas, operadores de grúa... Sobre estos últimos, los carnés españoles -explica Morales- no los aceptan en Suiza, lo que obliga a aprobarlos de nuevo, lo mismo que determinados aspectos de los cursos de riesgos laborales. «Algúns diplomas si que poden convalidarse», añade. A los seleccionados se les facilitará el alquiler de un piso, y el idioma (alemán) no es imprescindible.

Buena parte de los currículos recibidos son de vecinos de la Costa da Morte, comarca con un vínculo directo con Suiza desde hace sesenta años.

Al margen de esta campaña de contratación, la empresa de colocación ya gestiona los contratos de muchos vecinos de la zona y del resto de Galicia. Jóvenes, y no tanto. Algunos, llegados no hace mucho, de 56 o 60 años. «Non hai límite de idade, pero hai que saber traballar», puntualiza Morales.

Votación
0 votos
Comentarios

Y mientras, avalancha de currículos para trabajar en Basilea