«Es injusto, me he sentido más segura en Galicia que en el Reino Unido»

Españoles e ingleses del primer vuelo a Londres desde Galicia tras la reimposición de la cuarentena coinciden en que es una medida excesiva


santiago / la voz

El silencio se ha instalado en el aeropuerto de Santiago desde que se decretó la nueva normalidad. Ni tan siquiera hay jaleo en la cola de facturación de Ryanair del primer vuelo a Londres desde que el gobierno británico decretó el pasado domingo la cuarentena obligatoria para todos los pasajeros provenientes de España. La mayoría son gallegos que viven en el Reino Unido y que regresan tras pasar unos días de vacaciones con la familia, pero también hay ingleses muy críticos con la medida que ha tomado su país. «Es injusto», asegura Rosemary Knight. Su hermano vive en Galicia y ha pasado con él el fin de semana para celebrar su cumpleaños. «Me he sentido muy segura aquí, la verdad es que más segura que en el Reino Unido. Me he quedado muy impresionada con las medidas de seguridad españolas, todo el mundo usa mascarilla y en Inglaterra no es ni obligatoria», explica.

Lo mismo opina Richard Lenon, un peregrino inglés que acaba de completar su quinto Camino. «El coronavirus está en todas partes y en España se está controlando bien, con el uso masivo y obligatorio de mascarillas o las medidas de higiene de manos, que se cumplen muchísimo. Creo que España está haciendo bien las cosas», asegura.

Entre los gallegos que residen en Inglaterra la cuarentena obligatoria es un «fastidio» y un gran inconveniente, porque contaban con poder trabajar al regresar ahora de sus vacaciones y se han encontrado con que tendrán que esperar catorce días encerrados en casa. Ignacio Pastur, de A Coruña, prefiere tomárselo con optimismo. «Ya hemos hecho la compra y estamos preparados, lo vamos a llevar bien en casa», afirma. Hace cinco años que se mudó a Londres, donde trabaja para el Metro de la ciudad. Conoce bien la realidad de ambos países y no tiene dudas de que «las medidas de seguridad que se han implantado en España son muy superiores a las que hay en el Reino Unido. Pasa ahora y ya pasó durante el estado de alarma. Nosotros hicimos el confinamiento a la española porque las medidas que se tomaron en el Reino Unido eran menores», señala. Entiende que los gobiernos actúen, aunque considera que, en el caso de la cuarentena a España, el de Boris Johnson está siendo «populista».

A Beatriz Couceiro la medida impuesta por el gobierno británico puede obligarle a pasar dos cuarentenas en poco tiempo. La primera ahora, y la segunda, si no cambian las cosas, cuando a finales de agosto regrese desde Londres a A Coruña para recoger a sus hijos, que se han quedado en Galicia de vacaciones con la familia. Ella contaba con poder trabajar y la medida le trastoca mucho los planes, porque tiene una empresa de atención a domicilio y, con el coronavirus, «estamos a tope».

Para esta coruñesa afincada desde hace años en Inglaterra la cuarentena «no tiene sentido» porque asegura que en España «hay muchísimas medidas de seguridad más, por lo que es mucho más segura que el Reino Unido», donde recuerda que la mascarilla no es obligatoria y su uso no está tan extendido porque no hay tanta concienciación. «Aquí, si vas a un bar te desinfectan la mesa y allí no, tienes que hacerlo tú mismo y con tus propios productos», advierte.

Un vigués en Londres: «No puedo ir al bautizo de mi sobrina porque al volver tengo que cumplir la cuarentena»

NOELIA SILVOSA

Gael Rodríguez se siente desamparado: la aerolínea no contempla la situación como algo excepcional y, si viaja, su empresa no le paga los 14 días de aislamiento

Después de superar un confinamiento que tardó en llegar al Reino Unido y tras trabajar en primera línea en plena pandemia, Gael Rodríguez (Vigo, 1986) no imaginó que el coronavirus le privaría de asistir al bautizo de su sobrina. La emergencia sanitaria ya le arrebató la oportunidad de presenciar su nacimiento. Ahora, la decisión de Reino Unido de poner en cuarentena a quienes viajen allí desde España le roba también la oportunidad de acudir a la ceremonia junto al resto de su familia. «Iba a volar este jueves porque el bautizo es el sábado, pero me quedo sin ir porque a la vuelta tengo que pasar los 14 días de cuarentena y la empresa me informó de que además dejo de cobrar mi sueldo durante ese tiempo», indica Gael, que trabaja en una firma de lujo de los grandes almacenes Harrods en Londres.

Seguir leyendo

Votación
0 votos
Comentarios

«Es injusto, me he sentido más segura en Galicia que en el Reino Unido»