Un vigués inyecta inteligencia artificial desde IBM a Hacienda, banca y fábricas

Ismael Faro trabaja coco con codo con Watson, el programa autónomo que gana concursos


vigo / la voz

Elemental, querido Watson. Esta frase no la dice el detective Sherlock Holmes sino el vigués Ismael Faro, responsable de soluciones y prototipos de Arquitectura Informacional (AI) y Cloud en los laboratorios de IBM Research en Nueva York. Faro tiene un perfil investigador en el gigante tecnológico, cuyos proyectos ayudan a Hacienda y a empresas españolas, banca, eléctricas o fábricas de aperitivos, a rendir más con inteligencia artificial (IA).

«Desde Research hemos trabajado con componentes que están ahora en Watson. Yo he colaborado con proyectos relacionados, pero siempre a nivel de investigación. De hecho, los últimos dos años he estado al cargo del equipo que ha desarrollado demostraciones científicas de las tecnologías que Watson incorporará en el futuro, como Debater Project y otros», afirma.

El primer deseo de Ismael Faro cuando cruzó el umbral de la sede de IBM fue conocer al mítico Watson. Se trata del asistente de IA que en el 2011 logró la hazaña de vencer a sus rivales humanos en Jeopardy!, un popular concurso televisivo de preguntas y respuestas. Watson es el equivalente actual de Deep Blue, el superordenador que derrotó al ajedrez al campeón mundial ruso Gary Kasparov en 1996.

Ahora, Watson se usa para todo, incluso para detectar células cancerígenas, e Ismael Faro trabaja codo con codo con él. Está en un sector tan puntero que vive en directo cómo la IA se puede combinar con los nuevos ordenadores cuánticos, en cuya carrera mundial también participa IBM, para hacerlos aún más potentes.

Haber cruzado el charco no impide a Faro estar al tanto de lo que sus colegas están haciendo en Galicia en un sector tan puntero como la IA. «Hace cuatro años que me fui de Vigo a Nueva York y sé que hay gente gallega en la comunidad de desarrolladores de IA. Sé que Gradiant [la tecnológica del campus de Vigo] está trabajando con temas de reconocimiento facial desde hace mucho», afirma.

Faro añade que, en España, el sector financiero está siendo especialmente activo en la incorporación de inteligencia artificial. Cita, por ejemplo, a Caixabank, que cuenta con un asistente virtual entrenado para ayudar a los empleados a resolver preguntas de los clientes.

IA para el IVA y galletas

Faro añade que el sector público es otro de los que ha comenzado a incorporar inteligencia artificial en sus procesos. Resalta que la Agencia Tributaria introdujo el año pasado un asistente virtual para ayudar a los contribuyentes a resolver dudas en un nuevo procedimiento fiscal del IVA para grandes empresas. El sistema ha ayudado a reducir en un 80% los correos con dudas que los obligados tributarios enviaban a la agencia, ya que la mayor parte de las preguntas son resueltas por el asistente virtual.

Watson incluso ayuda a diseñar y lanzar al mercado nuevas galletas y snacks. En el sector de la alimentación, Cerealto Siro Foods, comercializa más de 250 nuevos productos derivados del cereal cada año. Ahora, ha incorporado la inteligencia artificial de IBM Watson en su proceso de innovación para detectar tendencias tempranas y como fuente de inspiración. «Gracias a este trabajo, el primer snack desarrollado por la compañía, junto con su centro de innovación I+dea, que ha sido contrastado con el consumidor a través de la Inteligencia Artificial, ya está en el mercado», dice Faro.

En el sector energético, Endesa ha creado un asistente virtual utilizando la tecnología IBM Watson Assistant que permite a los clientes obtener respuestas a sus preguntas inmediatamente. Esto facilita a los agentes del centro dedicar más tiempo a peticiones más complejas y a vender productos o servicios de la eléctrica.

Ismael Faro comenta el caso de la finlandesa Kone, la cual tiene una sede en el Parque Tecnológico de Vigo. Esta líder mundial en fabricación y mantenimiento de ascensores está «sensorizando» el millón de elevadores que tiene instalados en todo el mundo para recoger datos y analizarlos con la IA de Watson en tiempo real de su funcionamiento. «Estos ascensores son capaces de, literalmente, conversar en lenguaje natural con un centro de control y explicar cualquier anomalía que detecten, optimizando de esta forma los mantenimientos preventivos», afirma el vigués.

Su laboratorio tiene 3.000 investigadores para usar la IA hasta en la clasificación del correo o los «likes»

Ismael Faro recalca que en IBM cuentan con el laboratorio de investigación privada «más grande del mundo». Resalta que la firma tiene más de 3.000 investigadores en 12 laboratorios distribuidos en todo el planeta y que el departamento al que él pertenece, IBM Research, lidera el avance tecnológico en áreas tan disruptivas como la inteligencia artificial o la computación cuántica. Uno de sus últimos avances son los sistemas de respuesta de preguntas visuales neural-simbólicas (NS-VQA). Ante una imagen, se pueden hacer preguntas para explorar los elementos que en ella aparecen de forma textual. Otro proyecto en marcha es Debater, el primer sistema de IA capaz de debatir con seres humanos sobre temas complejos. «En IBM hemos desarrollado más de 25.000 proyectos de IA en 20 sectores industriales diferentes y tenemos más de 8.000 patentes en IA. Todo esto lo estamos apoyando en un plano científico y de desarrollo con open source», dice.

Muchas investigaciones se enfocan al entorno empresarial, en aspectos claves como la seguridad o la escalabilidad. En el área de IA «abogamos en aspectos como la ética, transparencia y hacer modelos explicables, haciendo que todo esto se integre en los procesos de negocio de forma eficiente y segura», añade.

La IA puede mejorar mucho un proyecto. Hay diferentes ramas o especialidades como, por ejemplo, el procesamiento del lenguaje natural, el reconocimiento visual o los asistentes virtuales. Esta última es de las más extendidas y ayuda a mejorar el servicio a los clientes, disponible 24 horas, toda la semana). Faro recalca que el procesamiento del lenguaje natural «puede ayudarnos con tareas tan comunes como clasificar el correo o entender lo que opinan nuestros clientes sobre nosotros en las redes sociales».

Votación
0 votos
Comentarios

Un vigués inyecta inteligencia artificial desde IBM a Hacienda, banca y fábricas