Carballedo honra la memoria del indiano que electrificó A Barrela

Francisco Albo
francisco albo CHANTADA / LA VOZ

CUBA

Francisco Domínguez Mosquera (a la derecha, con gafas) y su esposa Celsa Fernández (a la izquierda) en una fotografía de 1924 que ilustra un artículo de Wikipedia dedicado al filántropo de Carballedo
Francisco Domínguez Mosquera (a la derecha, con gafas) y su esposa Celsa Fernández (a la izquierda) en una fotografía de 1924 que ilustra un artículo de Wikipedia dedicado al filántropo de Carballedo

El día 26 habrá un homenaje al filántropo Francisco Domínguez Mosquera

01 jun 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Nacido en la parroquia de Santiago de Lousada en 1899 y fallecido en La Habana en 1937, Francisco Domínguez Mosquera apenas es recordado hoy en su municipio natal de Carballedo a pesar de su intensa actividad como filántropo y como militante histórico del movimiento galeguista. Con el fin de recuperar esta figura olvidada, la asociación cultural O Garabullo organizará el próximo día 26 un acto de homenaje —para el que aún no se ha decidido la hora ni el lugar— y pretende promover más adelante otras actividades.

El acto coincidirá con una visita a Carballedo del lingüista y profesor universitario estadounidense Frank Domínguez, nieto del filántropo, quien esta escribiendo una biografía suya. «É a primeira vez que se lle dedica unha biografía e nós axudamos ao neto a buscar documentación», dicen desde la asociación organizadora.

Labor filantrópica

La figura de Francisco Domínguez Mosquera está muy vinculada a la historia de la emigración gallega a Cuba, país en el que se instaló en 1904 y donde reunió una importante fortuna. En 1912 participó en La Habana en la fundación de una sociedad denominada «Chantada, Carballedo y sus Comarcas», que financió la construcción de escuelas en las localidades chantadinas de Merlán, A Laxe y Vilaquinte. El indiano también costeó por sus propios medios la electrificación de A Barrela, la construcción de una escuela en su parroquia natal de Lousada y la de un camino vecinal que va de la localidad de San Paio hasta la carretera que une A Barrela y Castro. «Tamén levou a auga potable e recursos médicos e veterinarios a estes lugares», dicen desde la asociación que promueve el homenaje.

En el terreno político, Francisco Domínguez fue miembro del Partido Galeguista y tomó parte en los actos de propaganda a favor del primer estatuto de autonomía de Galicia que se organizaron en los municipios de Carballedo, Chantada y Taboada. En noviembre de 1936, a raíz del estallido de la Guerra Civil, regresó a Cuba —esta vez en calidad de exiliado— con un hijo. Su mujer, Celsa Fernández, se encontraba entonces enferma y no los pudo acompañar. El filántropo fallecería no mucho tiempo después en la capital cubana, cuando tenía 47 años.

Redescubierto en su municipio natal gracias a una exposición sobre Ben-Cho-Shey

Los representantes de la asociación que organiza el homenaje a Francisco Domínguez apuntan que en la actualidad casi nadie se acuerda en el municipio de esta figura histórica. Ellos mismos —añaden— supieron de su existencia gracias a una exposición que el Museo Provincial de Lugo dedicó hace unos años al intelectual galeguista ourensano Xosé Ramón Fernández-Oxea, más conocido por Ben-Cho-Shey. «Domínguez Mosquera aparecía mencionado nesa exposición porque foi amigo e colaborador de Ben-Cho-Shey», explican.