Justo Alonso, de O Valadouro, doña Pepita y la diva cubana Chalía Herrera

martín fernández

CUBA

ARCHIVO MARTÍN FERNÁNDEZ

Otra excepcional historia de un vecino de Alaxe que emigró a América

09 ago 2021 . Actualizado a las 11:21 h.

Justo Alonso Rodríguez nació en 1861 en Alaxe (O Valadouro). A los 28 años se casó en San Juan de Puerto Rico con Josefa, hija de Pedro Díaz de Herrera Serrano entonces Comandante de aquella provincia española. Su hermana mayor, Rosalía, Chalía Herrera, la gran diva y soprano de Cuba- fue muy popular al apoyar y financiar a los independentistas cubanos en su lucha contra el imperio colonial español. Justo y Josefa generaron una saga cuyos primos renuevan cada verano en Ferreira la memoria de unos antepasados que dejaron muy alto el pabellón de O Valadouro por el mundo.

Justo Alonso era uno de los hijos de Ramón e Irene que tenían casa patrucial en la plaza de Ferreira, donde hoy se ubica Carnicería Sergio. Tras estudiar en la preceptoría local, en 1878 ingresó en la Escuela Naval y comenzó una carrera militar que lo llevó por distintos puntos de España y Filipinas. A los 28 años era alférez de navío destinado en el vapor español Fernando el Católico que prestaba servicio en Puerto Rico.

Allí conoció a Josefa Díaz de Herrera Fonseca, Doña Pepita, que había nacido en Cienfuegos (Cuba) en 1870 y murió en Ferreira do Valadouro en 1941. Era una de los 16 hijos que tuvieron Pedro Díaz de Herrera Serrano (La Habana 1830-Ferrol 1892) y su prima Rosalía Fonseca y Santa Cruz. Él era en aquel momento Contralmirante de Puerto Rico y tuvo una dilatada y brillante carrera que lo llevó a participar en la Guerra de Cuba, ser comandante de marina en Cádiz, Santiago de Cuba, Málaga, Puerto Rico y otras y acabar como Comandante General del Arsenal de Ferrol, donde murió en 1892.

María Justa y Paco Canoura El joven alférez de navio y la hija del Comandante sólo estuvieron casados diez años pues él murió en 1899, a causa de una “fiebre perniciosa íctero-hematírica” cuando era teniente de navío en Fernando Póo (hoy Malabo), capital de la colonia española de Guinea Ecuatorial. Según cosasdemifamilia.miraheza.org, tuvieron tres hijos: Ramona Alonso Díaz de Herrera, que se casó con el militar Eloy Galán Arrabal; Rosalía, casada con Mariano Piñeiro Zulaica, dueño de un astillero en Ferrol que fue asesinado en vísperas de la guerra civil por un obrero; y María Justa, que se casó en Ferreira do Valadouro con Francisco Canoura Fernández, uno de los nueve hijos de Andrés

Canoura Palmeiro, fundador del Centro Gallego de La Habana, promotor de muchas iniciativas empresariales a su regreso (empresas hidroeléctricas y de harinas, transporte, inmobiliaria, correos, etc.) y alcalde de Ferreira en los años 20.