Este proyecto ha sido cofinanciado por

«Meu bisavó montou a ferretería en Santa Cilla no 1900 cando volveu de Cuba»

Ferretería Fuente de Foz abrió hace 119 años


FOZ / LA VOZ

Corría el año 1900 cuando empezó a funcionar en Foz la Ferretería Fuente, que fue puesta en marcha por Francisco Fuente, un vecino de la parroquia de Santa Cilla que había emigrado a Cuba siendo muy joven. A su vuelta de la isla caribeña, el hombre decidió montar el negocio, como recuerda su bisnieto y actual gerente de una empresa que ha superado con creces el centenario, Marcelino Villarino Cagiao. «Primeiro andivo polas feiras e montou algo de ferretería nos baixos da casa de Santa Cilla na que vivían el e a súa muller», relata. Tiempo después abrieron un establecimiento en el centro de Foz, y más tarde otro en Ferreira do Valadouro, que atendía una hermana de Francisco. «Somos unha ferretería pequena, só de venta ao por menor a xente do común da rúa», explica Marcelino, que desde niño se acostumbró a enredar con los tornillos, las cerraduras, los alicates o las llaves inglesas. «Era o destino, que me viña medio dado. Xa de pequeno axudaba», sonríe, y apunta que la tienda tiene cada vez más productos de menaje. Además de su bisabuelo, al frente de la ferretería Fuente han estado su abuela, Emérita Fuente; su madre, Pepita Cagiao; y en los últimos años el mismo. Para saber si el histórico negocio focense tiene o no relevo habrá que esperar algunos años, puesto que los hijos de Marcelino son niños. «Eu teño 44 anos e os meus pícaros son aínda moi pequeniños, que teñen 7 e 4 anos», indica. El futuro dirá.

Votación
0 votos
Tags
Foz
Comentarios

«Meu bisavó montou a ferretería en Santa Cilla no 1900 cando volveu de Cuba»