Ordenan detener a dos policías acusados de matar a un emigrante de Ponte Caldelas

Aunque el fiscal no creyó su versión desde el principio, se dejaron pasar tres meses desde la muerte de Marcio Pérez hasta que se decretó el arresto


Pontevedra

Por fin, la familia de Marcio Pérez, el emigrante de Ponte Caldelas al que mataron en Salvador de Bahía (Brasil) en septiembre, puede «soltar uno poco de la ira contenida todo este tiempo», como decía este jueves su tío José Antonio. Marcio Pérez murió el 19 de septiembre después de que dos policías le disparasen en repetidas ocasiones cuando regresaba a casa en su vehículo. Los agentes, en un primer momento, atribuyeron el tiroteo a un error. Es más, acusaron a Marcio de haberse saltado un supuesto control de tráfico. Pero su versión hizo aguas y enseguida se comprobó que de que no había ningún control, que los agentes no llevaban las luces del coche encendidas y que ni siquiera estaba en su zona de actuación. Es más, uno de los fiscales del caso habló ya en septiembre homicidio y aseguró que no creía la versión de los policías implicados. 

Sin embargo, por increíble que parezca, no se produjo la detención de los policías en cuestión. El abogado de la familia en Brasil señalaba que hasta cierto punto era normal dado la demora de la Justicia en Brasil. Desde aquí, la familia de Marcio Pérez señalaba que le parecía inconcebible que, además de no ser detenidos, los policías pudiesen seguir trabajando tranquilamente, ya que lo único que se hizo pese a resultar sospechosos fue retirarlos de la patrulla callejera, pero se dejó que siguiesen en sus puestos en unas oficinas policiales.

Pero la Justicia acaba de actuar. Se ordenó la detención de los policías Maurício Correia Dos Santos y Saulo Queiroz. La investigación sostiene que la versión dada por los policías no coincide con lo dicho por los testigos y las pesquisas policiales realizadas. Desde el medio brasileño RecordTV Itapoan consultaron al fiscal e indicaron que la orden de arresto podría hacerse efectiva de forma inminente. 

La familia de Marcio Pérez está esperando noticias de Brasil. La exmujer de Marcio contactó con su tío, que vive en Vigo, para informarle de la petición de prisión preventiva para los policías. José Antonio, tío materno de Marcio Pérez, tiene previsto viajar en breve a Brasil para solventar trámites relacionados con su sobrino. 

Votación
0 votos
Comentarios

Ordenan detener a dos policías acusados de matar a un emigrante de Ponte Caldelas