Emilio Neira: Un apasionado docente que ha creado un universo propio para enseñar gramática

Marta Gómez Regenjo
Marta Gómez RIBEIRA / LA VOZ

SUIZA

SINTAXE

El rianxeiro y su equipo presentaron el método Sintaxe en un congreso internacional

07 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

En un momento en el que los avatares, las criptomonedas y la realidad virtual empiezan a ganar terreno, en el mundo real hay quien construye universos paralelos, pero en su caso con un objetivo muy alejado de lo especulativo y con una aplicación fundamental: la educación. Durante los últimos ocho años, Emilio Neira, natural de la parroquia rianxeira de Taragoña, pero afincado en Suiza desde hace tiempo, ha dedicado buena parte de sus energías al desarrollo de un innovador método pedagógico que ha bautizado como Sintaxe. En este tiempo, con la ayuda del equipo que ha ido formando conforme avanzaba el proyecto, ha creado unos personajes y los ha llenado de vida para enseñar gramática.

La propuesta está de plena actualidad porque hace unas semanas se presentó oficialmente en el Congreso Internacional de Lengua, Lingüística y Tecnología organizado por la Universidade de Vigo, con una gran repercusión. De hecho, el equipo liderado por Neira, y formado por David Cuence, Noel Montero, Xiro, y Roberto Rama, ya está recogiendo los frutos de esa presentación y Sintaxe ha despertado interés para ser incluido como ejemplo de proyecto colaborativo entre las industrias creativas y otros ámbitos en un proyecto de la Xunta para la New Bauhaus, una iniciativa europea creativa e interdisciplinar que abre un espacio de encuentro para diseñar futuras maneras de vivir.

Distintas disciplinas

El método aúna la educación con la creatividad de Cuence y Xiro, que desarrollaron las figuras y personajes que componen Sintaxe, y las nuevas tecnologías, gracias al trabajo de Roberto Rama para su desarrollo digital. Bajo la batuta de Emilio, han creado un método pedagógico para aprender gramática básica que parte de una serie de piezas geométricas que representan las distintas clases gramaticales y que los niños pueden manipular, asimilando de ese modo conceptos abstractos como pueden ser un determinante o un pronombre.

La primera fase del proyecto, la que corresponde a la gramática, está completada, pero el método sigue creciendo y se está presentando ya su aplicación para la conjugación de verbos, al tiempo que se trabaja en el que será el último eslabón de la cadena: las funciones gramaticales.

El objetivo es siempre el mismo: «Os nenos son os protagonistas da aprendizaxe, nós guiámolos, pero eles manipulan as pezas e así van asimilando coñecementos», explica Emilio, un docente vocacional y apasionado que está convencido de que la clave está en que los pequeños construyan conocimiento: «Cando ti constrúes o saber non se che esquece, o que memorizas sen comprendelo, si».