«Los suizos votaron 'no' para mantener el comercio con la UE»

Gallegos residentes en Suiza se congratulan del amplio rechazo a poner fin a la libre circulación de personas con los Veintisiete


Redacción / La Voz

El temor a que Suiza siguiera la senda del brexit se volatilizó el domingo con el amplio rechazo en las urnas (un 61,69 % de votos y una mayoría de los 26 cantones del país) a cesar la libre circulación de personas entre Suiza y la Unión Europea. Una decisión que los gallegos residentes en el país helvético celebran, y que atribuyen a que los suizos primaron los intereses económicos del país en la Unión Europea.

Alfonso Gómez Cruz, natural de Corme y edil del Ayuntamiento de Ginebra, considera que los motivos del amplio rechazo del electorado contra la propuesta ultraconservadora tienen que ver con el temor al desgaste que provocaría en la economía y los riesgos sobre el empleo. «Quisieron evitar una aventura rompiendo unas negociaciones con la UE. Para Suiza el principal socio comercial es la Unión», dijo.

Gómez Cruz considera que es «tremendamente importante» que las relaciones comerciales sigan manteniéndose, tanto desde el punto de vista del comercio como del empleo. «La cantidad de trabajadores que viven del otro lado de la frontera es muy importante, cada día atraviesan la frontera con Francia para venir a trabajar casi 100.000 personas. De los 500.000 habitantes del cantón de Ginebra, el 40 % son extranjeros», señala.

El concejal cree, sin embargo, que la cuestión no se zanjará con esta votación, ya que es la segunda vez que la extrema derecha pierde sobre los acuerdos comerciales bilaterales con la UE. «No me hago ilusiones, volverán a la carga dentro de cinco o siete años. Lo que es verdad es que el pueblo suizo ha dicho de forma clara no a una forma de brexit a la suiza o swixit...», agrega.

Sin cambios para los gallegos

El pontevedrés José Gil Doval, presidente del PP en Suiza y miembro del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, explica que para la comunidad gallega nada cambia. «No se va a tocar nada del convenio bilateral entre Suiza y la UE, que está pendiente de negociar», señala. De no ser así, se verían afectados otros pactos. «No se retoca nada. Los convenios sectoriales, si cae uno caen todos. Si meten la mano al tratado de libre circulación, cae el tratado comercial y esto Suiza no puede hacerlo, quedaría colgada», concluye.

Xosé Abelenda, natural de Santa Comba, inspector Tic del sindicato Syndicom y residente en el cantón de Vaud, destaca la alta participación del domingo.

«Houbo moita mobilización por medo a perder os acordos bilaterais coa UE, porque se caen os de libre circulación caen os temas comerciais, con aranceis e exportacións. Houbo en torno ao 60 % de participación, cando nos referendos así é do 30 ou 40 %», dice.

«Mesmo a extrema dereita recoñece que, de aprobarse, Suíza pasaríao mal durante uns anos, pois tería que firmar novos acordos. Eles mesmos non querían que se aprobase porque sabían que era unha bomba», agrega.

Votación
0 votos
Comentarios

«Los suizos votaron 'no' para mantener el comercio con la UE»