Miles de kilómetros para pinchar en Suiza

Este fin de semana será un no parar para Damián Rodríguez, Rokiño, con muchos vuelos y carretera. La cabina ya viajó en taxi


Craballo

Damián Rodríguez, de Baíñas, conocido en el mundo de la música (es disyóquey, a mayores de su formación universitaria en Educación Infantil) como Rokiño, estará mañana sábado por la noche actuando en Delémont, la capital del cantón de Jura, en Suiza. En concreto, en el Centro Español, donde la inmensa mayoría de socios y clientes del bar-restaurante son de la Costa da Morte y zonas limítrofes. En Delémont, a una calle la llaman informalmente Camariñas, ese es el nivel de conexión. Damián, que habitualmente pincha en la Soco de Vimianzo, animará la cena-baile de entroido. Hasta ahí, lo normal, porque a Suiza acuden muchos músicos de Galicia desde hace años.

Lo peculiar del asunto es el número de kilómetros que va a hacer en muy poco tiempo, por las conexiones. Mañana sábado saldrá temprano de A Coruña hacia Mallorca, y allí cogerá el enlace a Zúrich. Después, en coche a Delémont, 120 kilómetros más. Llega casi para montar y pinchar, hasta las 3 de la mañana. El domingo saldrá de Zúrich a Madrid, y de ahí hasta A Coruña. La cabina ha ido por libre: en taxi.

No es solo eso. Hoy viernes actúa en el Colours de Carballo, por supuesto hasta tarde, así que poco dormirá. Y el lunes, justo al día siguiente de regresar, actuará en la sala Soco. Van a ser tres días de infarto, pero sobre todo dos. También será una experiencia para no olvidar.

Votación
0 votos
Comentarios

Miles de kilómetros para pinchar en Suiza