De Nueva York a Santiago para ponerse al frente del centro de ocio de Área Central

Por Sonia Portela

RETORNADOS

Sandra Alonso

Álvaro González Vallina trabajó 8 años en la segunda productora de cine del mundo

07 jun 2022 . Actualizado a las 08:46 h.

No lo pensó dos veces, y cuando le propusieron volver a España no lo dudó. Dejó atrás ocho años de trabajo en la segunda productora de cine del mundo, y puso rumbo a Santiago. Álvaro González Vallina estudió Publicidad y Relaciones Públicas en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, «cuando aún era licenciatura».

Tenía 17 años cuando llegó desde Zamora (donde vivía con sus padres emigrantes gallegos, a Madrid, y con 23 le ofrecieron un trabajo de seis meses en Nueva York, y allá se fue. Lo que era para unos meses se convirtió en 8 años al frente de la comercialización de las películas de la productora en todos los soportes imaginables. Su trabajo le llevó por Los Ángeles y finalmente a Alemania, «hace ahora seis años me ofrecieron trabajar en la empresa de ocio que había en Área Central; ya estaban mis padres aquí, y me vine». Su llegada fue motivada por el trabajo, pero «me enamoré de un gallego, y ahora ya no me voy». Álvaro estuvo al frente de Mundo Planet, y tras el cierre motivado por la crisis del covid dirige Nova Jump.

Álvaro reconoce que, desde los 23 años, tuvo que enfrentarse a situaciones complicadas de convivencia. «Cuando llegué a Nueva York no sabía nada del mundo, me pasó algo parecido al salir de Zamora para estudiar en Madrid, pasé de tres millones de habitantes a los nueve de Nueva York». Ahora tiene claro que «Santiago es la mejor ciudad donde he vivido. Aquí me sentí acogido desde el primer momento. Vives y disfrutas de tu vida. Te tratan como uno más. Aquí hasta se respira de otra manera. En Nueva York viví en un edificio de 117 plantas, no conocía a nadie. Ni se te ocurriría ir a pedir azúcar a un vecino; aquí te la ofrece el vecino». Álvaro ahora ve «impensable salir de casa cinco horas antes para llegar al trabajo. Ahora en 15 minutos estoy en Área. Ya pienso como un gallego».

De tener a 10.000 trabajadores a su cargo pasó a un equipo de ocho personas, «que son la mano derecha e izquierda de la empresa. En Estados Unidos aprendí que una empresa no es nada sin sus trabajadores. Estoy muy orgulloso de mi equipo, son chavales con una gran responsabilidad». Ahora que están a punto de cumplir un año en Nova Jump, «estoy satisfecho. Ha sido complicado, pero Área Central se ha convertido en un centro de ocio, y eso ayuda». En estos meses «hemos tenido cumpleaños de niños que por la pandemia no habían podido celebrarlo con sus amigos. Sabíamos que, con la crisis, lo primero que se quita es el ocio, y ofrecimos descuentos a varios colectivos». Álvaro González insiste en que «los trabajadores son excelentes, su implicación es total. Y no cambio a Santiago por ninguna otra ciudad», insiste.

Sandra Alonso

Jubilación en Raxoi

Nadie había soltado prenda, pero los compañeros de José Manuel Ferro Gendra, conserje del Concello de Santiago, llevaban días preparando su despedida. José Manuel no pudo disimular la emoción, cuando sus colegas y amigos formaron una larga fila en las escaleras del Pazo de Raxoi, que tantas veces subió y bajó en estos años, para darle una ovación de agradecimiento. Su jubilación llega después de 40 años en la portería de Raxoi y dos en el departamento de Recaudación.