Galicia logra su tercer mejor saldo migratorio del siglo

La crisis de Venezuela favorece el repunte de llegados del extranjero. Son 17.747 personas más las que vinieron que las que se fueron. O Grove es el concello con peor saldo y A Coruña, el de mejor


Vigo

Galicia está encontrando en la inmigración y el retorno de emigrados el colchón con el que frenar la pérdida de población causada por más fallecimientos (el doble) que el de nacimientos. Mientras que hace ya 32 años que el saldo vegetativo es negativo, el migratorio enlaza cuatro ejercicios con más llegadas que salidas. El del 2019, cuyo balance ha hecho público hoy el Instituto Galego de Estatística, se cierra incluso con el tercer mejor resultado del siglo, con 17.747 personas más que se se han establecido en la comunidad que las que se han ido de ella durante el año pasado. 

En total, fueron 46.600 los nuevos gallegos de residencia establecidos en la comunidad en el 2019, mientras que otros 28.853 optaron por emigrar fuera en ese mismo tiempo. Solo los balances del 2007 y 2008 arrojaron un mayor saldo en favor del aumento de población de Galicia que el actual, si bien, únicamente en el ejercicio anterior a la pasada crisis económica llegaron más personas que en el último año contabilizado completo.  

La marcha de residentes va rebajándose igualmente desde el 2010, consignado en el pasado ejercicio además el valor más bajo de la década. 

Desde que el IGE inició en el 2002 las cuentas del balance migratorio de Galicia, se han ido de la comunidad 497.870 personas y han llegado 663.636, con lo que la cuenta final resulta favorable al crecimiento de la población vía migratoria en 165.766.

La aportación de la inmigración y el retorno de emigrantes y sus descendientes se ha convertido pues en un elemento poblacional clave para Galicia, que, con la excepción del balance provisional confeccionado a 1 de enero del 2020, venía acumulando bajadas en su censo total desde el 2011, cuando se alcanzó la marca de 2.773.415 millones de habitantes frente a los 2.700.269 actuales. 

Saldo negativo con España

La cuenta positiva que para el 2019 arroja la resta de inmigrantes y emigrantes, sigue sin cumplirse sin embargo si se observa esa relación exclusivamente entre Galicia y el resto de las comunidades españolas. Se han ido hacia otras autonomías 110 residentes más de los que llegaron desde otros municipios de España. Eso sí, ese resultados es el menos desfavorable desde el 2013, momento en el que se torció una curva que llevaba seis años sin números rojos como excepción a una tendencia que históricamente le ha sido desfavorable a Galicia. 

Con el extranjero ocurre justamente lo contrario. Desde el 2002 solo ha habido un año (2013) en el que se fueron de Galicia hacia otro país más gente que la que vino desde el extranjero. Pero si es relevante la tendencia, lo es igualmente el número. Nunca habían llegado desde 1990 tantas personas desde otros países como en el 2019, año en el que recalaron 26.932 procedentes de otros países. La crisis de Venezuela y la llegada de emigrantes retornados de dicho país, además de descendientes de los mismos y otros atraídos por los testimonios de los anteriores, explican en gran parte ese salto, al proceder de ese destino 5.352 personas, el más numeroso de todos. Le siguen Colombia (2.384); Brasil (1.751); Perú(1.264), y Cuba (1.021). 

De las 26.932 personas procedentes de otros países, 6.710 ya poseían la nacionalidad española, bien por nacimiento o transmisión familiar. 

La llegada de nuevos censados procedentes del resto de España es también notable (19.668) y la más alta desde hace siete años. Madrid (4.193); Cataluña (2.777), y Canarias (2.266) son sus principales procedencias, siendo las mismas tres autonomías y en idéntico orden, los lugares mayoritriamente elegidos para vivir por los que se han marchado: Madrid (4.815); Cataluña (2.452), y Canarias (2.140). 

Por municipios

Son 112 los ayuntamientos gallegos que han perdido más población por la emigración que los que la ganaron por la inmigración durante el año pasado, destacando casos como el de O Grove, cuyo saldo migratorio es de -116 personas; Avión y Coristanco, ambos con -53; Burela, Lousame, -48; Trazo, -45; Muros, -39 y O Saviñao, -37. 

En la situación contraria los focos de mayor captación fueron A Coruña (2.884); Vigo (2.481); Santiago (964); Ourense (927); Lugo (768); Pontevedra (536); Oleiros (517); Arteixo (467); Sada (461); Culleredo (302); Carballo (228); Betanzos (152); A Laracha (130), y Miño (110). 

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia logra su tercer mejor saldo migratorio del siglo