«Viajé por todo el mundo para buscar lo que me apasionaba en la vida»

Samanta Cortés retornó a Galicia y emprendió un negocio sobre maternidad

J. M. P.
redacción / la voz

El camino hacia la búsqueda de un propósito y de la razón de ser de cada uno está lleno de decepciones y de inconformidades. Samanta Cortés lo sabe de primera mano. Con 18 años eligió la carrera de Ciencias Políticas con la convicción medio vocacional que tiene uno al salir del instituto para finalmente darse cuenta de que no era su camino. Entonces, siguió en la búsqueda.

Entusiasmada por conocer nuevas culturas, diferentes idiomas y por aprender de cada uno de los países que visitaba, emprendió su primer viaje con la certeza de haber encontrado su «faro». En un primer momento decidió conectarlo con los conocimientos que había adquirido en los cuatro años de políticas, y se fue a Marruecos y a Guatemala con un programa de cooperación internacional. Pero, de nuevo, tampoco resultó. Cuando dejó de buscar esa parte práctica y se aventuró a viajar sin rumbo ni motivo aparente, dio con las raíces de lo que hoy es su trabajo: «Viajé por todo el mundo para buscar lo que a mí me apasionaba en la vida. Abrí un blog de viajes con la visión de rentabilizarlo que está muy conectado con lo que hago».

Argentina, Bolivia, Uruguay, Cuba, Omán, Emiratos Árabes o Tailandia. Son solo algunos de los 40 destinos por los que viajó y que ayudaron a Samanta Cortés a reconocer sus diferenciales como persona. También en los que recogió esas pequeñas semillas que la han llevado a emprender.

Asentada en Irlanda con un contrato indefinido, Samanta tenía claro que quería ser madre y volver a casa, a la Ribeira Sacra. «Con estas opciones me pareció que el emprendimiento online era el formato más acertado para volver a Sober y ser madre sin tener que hacer renuncias laborales ni de crianza», cuenta Cortés. Así que decidió dejar el trabajo en Irlanda y comenzar a trabajar como freelance. Centró su negocio en el emprendimiento y en la maternidad: «Me pareció interesante conectarlo con mi experiencia del momento. También detecté una necesidad en el sector de la maternidad relacionado con el emprendimiento digital».

Con la tranquilidad que le aportó la línea de ayudas de la Secretaría Xeral de Emigración al retornado emprendedor, Samanta creó la empresa digital que tiene a día de hoy con su nombre persona: Samanta Cortés. Gracias a ella ayuda desde Sober a otros emprendedores a conciliar su vida profesional y personal. «La ayuda me ofreció ese pequeño impulso que necesitaba en ese momento». Tardó un tiempo en reconocer que el emprendimiento era un camino posible pero, de saberlo, habría dado el paso mucho antes, cuenta.

Línea de ayudas al retornado emprendedor

El programa de ayudas al retornado emprendedor de la Secretaría Xeral de Emigración se dirige a todos los gallegos del exterior que regresaron a la comunidad para poner en marcha su propio negocio. A la iniciativa podrán acogerse aquellas personas que retornaran a Galicia en los últimos dos años y que emprendieran durante ese tiempo. Cada beneficiado puede percibir hasta 8.000 euros para iniciar su proyecto. El plazo de presentación de las solicitudes está abierto y finalizará el próximo 30 de septiembre.

Votación
8 votos
Comentarios

«Viajé por todo el mundo para buscar lo que me apasionaba en la vida»