Poesía contra el coronavirus a los 85 años

Elsa J. Posada, cubana e hija de emigrantes retornados, escribe poemas y canciones desde su casa en O Carballiño

Elsa J. Posada, acompañada por su hija Isabel y su nieta Amalia
Elsa J. Posada, acompañada por su hija Isabel y su nieta Amalia

Ourense

Elsa J. Posada es una mujer de 85 años que ha encontrado en la escritura la mejor forma para expresarse. Y para desahogarse. Cubana e hija de emigrantes retornados, regresó a Galicia hace ya muchos años. Lo hizo concretamente a O Carballiño, a donde llegó acompañada de su hija, Isabel Viera, y su yerno. «Ella escribe por afición desde que era una niña. Le viene la inspiración y tiene que plasmarla, por eso tiene muchísimos poemas escritos», explica Isabel. Según fue avanzando el estado de alarma, con su oleada de cambios, Elsa sintió la necesidad de explicar lo que sentía y agarró el boli y el papel. Así nació el poema Maldito coronavirus. «Siempre escribe a mano y luego mis hijos, sus nietos, Amalia y Julio, se lo pasan a ordenador. En este poema habla del horror que ha generado la pandemia y de las ganas de que todo pase», afirma Isabel. También sus nietos se encargan de las redes sociales de Elsa, allí suben todo los textos que manuscribe la cubana afincada en O Carballiño.

Funcionan de forma especial sus canciones: «Le gusta mucho cantar y lo hace muy bien, así que compone letras muy a menudo». Además de escribir y de cantar, le encanta leer, jugar al dominó, pasear por las calles del pueblo y cocinar. «Para mi madre lo más importante es estar activa y haciendo cosas. La crisis del coronavirus le afectó mucho en su día a día y vivió el encierro con miedo, por eso ahora aún le cuesta salir de casa, aunque la poesía, también en esta ocasión, ha sido su fuga de escape», termina Isabel. Ya ha comenzado a escribir otro nuevo texto en su libretita, que siempre la acompaña, así que habrá que estar pendiente de sus perfiles para descubrirlo.

Votación
0 votos
Comentarios

Poesía contra el coronavirus a los 85 años