«Isto foi tremendo, pero xa está controlado»

Los gallegos Guillermo e Iván Romero, padre e hijo, trabajan en las áreas de limpieza de hospitales diferentes en Londres. Han vivido, también en primera línea, el desarrollo de la pandemia


La Voz

El Reino Unido contabiliza ya casi 300.000 casos y 41.213 decesos por coronavirus. Es el cuarto país con más afectados, tras Estados Unidos, Brasil y Rusia. La epidemia se ha vivido de manera intensa en todo el país, pero especialmente en Londres, donde por cierto trabajan muchos gallegos en las diferentes secciones sanitarias. No solo en ellas: no son pocos los que desarrollan su labor en las áreas de limpieza, con un evidente riesgo de contagio al moverse de manera constante por todas las dependencias.

Dos gallegos (de Santiago) han estado y están en esa situación, y además se da la circunstancia de que son padre e hijo: Guillermo Romero, que lleva 16 años en la capital, e Iván, 7 años en el Reino Unido de los 30 que tiene. Este trabaja en Hampstead, y tiene a su cargo a un equipo de unas 150 personas. Hay mucho que organizar y coordinar, pero ahora va todo bien. «Ao principio foi tremendo, pero xa está controlado. Non se sabía moi ben que facer, na seguridade, como protexerse, na limpeza... Vías chegar cada día máis casos, enchíanse as urxencias... Agora xa leva moitos días cun baixón de pacientes», señala. Hubo unos días días que fueron casi de locura, recuerda, porque además se quedaron sin plantilla, hubo que reclutar y preparar a los nuevos en muy poco tiempo. «Eran xornadas de mañá ata a noite. Abril foi o peor, días enteiros seguidos, pero agora xa volveu a normalidade», añade. 

«Ao principio, claro que collías medo»

Su padre, que se mueve entre St. Pancras y Kentish Town, y trabaja con máquinas de limpieza, coincide: «Ao principio, claro que collías medo, normal. A información que había era pouca. Pero todo foi mellorando». Cree que la familia en España estaba incluso más preocupada por ellos que ellos mismos. Guillermo ha notado muchos cambios de personal, en buena medida porque muchos trabajadores no pudieron regresar de sus vacaciones en otros países, o simplemente se marcharon, y hubo que reclutar a mucha gente nueva. Regresa la normalidad, también en las calles. «O susto xa pasou, e penso que isto vai a menos. Nas ucis hai menos xente. O que hai que facer, aquí e en todas partes, é andar con moito coidado». añade.

Votación
0 votos
Comentarios

«Isto foi tremendo, pero xa está controlado»