Un atlas visual de la mina de As Pontes

La artista gallega Estéfani Bouza expone en Londres el proyecto fotográfico que narra la expansión de la explotación de lignito

Uno de los paneles del trabajo
Uno de los paneles del trabajo

londres / corresponsal

La artista visual gallega Estéfani Bouza expone en Londres Infinito, un proyecto fotográfico en el que narra la expropiación forzada que tuvo lugar en 1994 en su aldea de Saá (As Pontes) para la expansión de la mina a cielo abierto, creando un «atlas visual» de tiempo, espacio y lugar. Bouza comenzó recabando los objetos que la gente guardaba, que representaban los «depósitos» de la memoria personal y social, pero enseguida advirtió que siempre que planteaba la cuestión la gente no mostraba mucho interés. Por el contrario, sí que entraban a dar muchos detalles sobre la relación que tenían con la tierra y sus hogares.

Pronto se dio cuenta de que muchos de los afectados por la expropiación terminaron siendo mineros, por lo que explicaban con detalle el impacto general que la mina tuvo en sus vidas. «En esta etapa, comprendí que para entender los objetos y los recuerdos asociados, tenía que analizar un contexto cultural, social y económico más amplio», explica sobre cómo pasó a una etapa en que añadió la historia de la mina, incluidos los cambios sociológicos que produjo y las modificaciones drásticas en el paisaje que ocurren a lo largo de los años. 

La visión de la gente

Bouza llevaba tiempo tras esta idea. «Era algo que tenía ahí y quería hacer un proyecto, pero no sabía muy bien cómo materializarlo», admite. Gracias al doctorado empezó a trabajar con imágenes que tenía de cuando vivía allí, y, sabedora de que siempre se da el punto de vista de la compañía, la fotógrafa quería dar la visión de la gente afectada o a la que le habían expropiado. «La mina tuvo una extensión aproximada de ocho kilómetros y fue a base de expropiación de aldeas pequeñas. La mía fue una de las últimas», comenta. En lo que quería centrarse era en los objetos que habían guardado y se había llevado la gente de Saá, pero que no forman parte de la «historia oficial». Pero luego Bouza supo que sí quería hablar de los cambios socioeconómicos que hubo y que, para ello, tenía que mirar y abrir el contexto de otras cosas que estaban pasando, por lo que hizo agrupaciones de imágenes en paneles de 50 x 70 centímetros.

Estéfani Bouza, con parte de su trabajo sobre As Pontes
Estéfani Bouza, con parte de su trabajo sobre As Pontes

El proyecto comenzó con fotos que Bouza y los suyos tenían por casa, imágenes familiares y de los planos de la vivienda. Habló con vecinos que vivían allí para conseguir otras relacionadas, completándolas con el archivo del Concello y de la aldea hoy en día. «Tampoco había tantas fotos de las casas como hay ahora, pero poco a poco fui atando hilos», reconoce la artista. Su padre fue un punto de referencia clave para contactar con otros antiguos compañeros de la mina y conseguir documentación adicional.

Bouza recuerda con nostalgia las xuntanzas de vecinos de la aldea por San Xoán y cómo se rompieron muchos lazos familiares. De pequeña le gustaba jugar con otros niños en el bosque, pero también se acuerda del nivel de contaminación, porque cuando su madre lavaba la ropa y la tendía fuera, se quedaba negra.

«Es un proyecto paulatino. No puedes decir que lo vayas a resolver en un mes, no te da tiempo. Una cosa te lleva a otra. Cada vez que vuelvo a Galicia siempre intento quedar con gente, preguntar e intentar hacer algo. Creo que aún se puede desarrollar más, es una cosa progresiva», explica Bouza con la idea en mente de elaborar un fotolibro.

Las imágenes que expone estos días en la Galería Ambika P3, dentro de la Universidad de Westminster, donde precisamente hizo un máster y se doctoró en Estudios Fotográficos, son solo una selección del amplio trabajo recabado desde el 2017. En ella no faltan las imágenes del proceso de desmontado y traslado de dos de las máquinas de la mina a Polonia en el 2008, cuando tuvo lugar el cierre de la explotación. 

Archivo y recopilación

Artista visual con sede en Londres, sus proyectos se centran en el archivo y la recopilación en la práctica fotográfica. «Mi trabajo consiste en crear un conjunto grande y sistemático de fotografías. A través de mis proyectos investigo cómo la recopilación de información a través de la cámara junto con las estrategias visuales -involucradas en la organización y configuración de grupos específicos de imágenes- son procesos clave en la constitución del significado», explica Bouza.

Votación
0 votos
Comentarios

Un atlas visual de la mina de As Pontes

Este proyecto ha sido cofinanciado por