Este proyecto ha sido cofinanciado por

Encontrar trabajadores para Escocia, misión imposible por el temor al «brexit»

Una empresa turística gallega radicada en tierras escocesas tiene difícil encontrar mano de obra para cubrir los nuevos puestos


La Voz

El miedo a las consecuencias del brexit no es solo algo intangible o propio del debate político. También es una realidad a la que se enfrentan las empresas que necesitan una elevada mano de obra y que cada vez tienen menos. Eso está ocurriendo en muchas partes, y un buen ejemplo es Escocia, la región británica que más claramente mostró su rechazo a la separación de Europa. 

Vicente Figueroa, de Mos, y Jaime Imbernón, de Ribadavia, montaron hace casi 9 años (los celebrarán el 1 de abril) la empresa Viajar por Escocia, de circuitos en español. Javier en el piso de Edimburgo, gestionando la búsqueda de clientes, y Vicente en la furgoneta, llevándolos por los lugares de más interés de la región, que no son pocos. Han ido creciendo tanto que en la actualidad tienen a su cargo a más de 70 trabajadores, la mayor parte conductores guías, pero también en muchas más áreas. En temporada alta casi llegan a 90. Facturan 5,5 millones de libras al año, y tienen una flota de veinte vehículos, desde las pequeñas furgonetas de 8 plazas hasta los autobuses más grandes.

En constante crecimiento (un año más, hace unos días en Fitur no han dejado de trabajar cerrando proyectos), siempre necesitan personal, y la cosa se les ha puesto complicada. Acostumbrados a recibir hasta 800 currículos a estas alturas del año, han visto como apenas llegan a los cien. «Atopámonos con que moita xente pensa que, polo tema do brexit, non vai poder vir traballar», señala Figueroa. Y no es así. «A Embaixada xa informou de que, ata xuño do 2021, pase o que pase, non vai cambiar nada», indica. No tiene aún datos oficiales de la población española en la capital escocesa, pero hasta hace relativamente poco se manejaban cifras que superaban las 30.000 personas, pese a que a nivel oficial solo contaban 18.000. En todo caso, detecta que la presencia ha descendido. «Isto baixou moitísimo, nótase demasiado». No solo es que llegue menos gente, es que muchos también se van. En temporada baja hay menos trabajo, pero también es difícil de llevar el invierno escocés para muchas personas. Y las necesidades laborales de su empresa son muy específicas: hay que hablar necesariamente español, aunque ahora también italiano, ya que también organizan circuitos en esta lengua. 

Sueldos elevados

En Viajar por Escocia un conductor guía puede llegar a las 28.000 libras de salario, más comisiones, en relativamente poco tiempo, incluso menos de un año (hay ejemplos). Al final, como todo en la vida laboral, depende de la capacidad y valía de cada uno. Es además un proceso gradual, con formación y adaptación continua. Desde que se empieza, con una semana de adaptación conduciendo por la izquierda las furgonetas de 8, 16 y 19 plazas; hasta las siguientes fases, cada vez con vehículos más grandes. Si en el primer nivel se manejan en uno o dos circuitos, en el último ya hay que estar capacitado para los 13 que tiene la empresa, y que llegan al norte de Inglaterra. En esta fase, el salario ya es de 13 libras por hora.

En todo caso, las anteriores son circunstancias muy específicas de esta empresa, pero las posibilidades laborales siguen siendo muy altas en Edimburgo, «onde o paro é moi baixo». Además, acaban de subir el salario mínimo, pasando de 7,83 a 8,40 libras la hora. «Polo que eu vexo, está habendo escaseza de persoal, e iso fai que os soldos suban», indica, pensando en trabajos vinculados sobre todo a hostelería y turismo. Obviamente, y como en cualquier lugar, el nivel de inglés y el currículo son claves, pero no es relativamente complicado hallar un trabajo en cualquier circunstancia. Incluso en Viajar por Escocia hay más puestos, que van del reparto de folletos a las labores de oficina, pasando por la limpieza. 

Caída de la libra

El trabajo no desciende porque el turismo tampoco lo hace. Tras España, los turistas argentinos y los mexicanos son los siguientes en número. La libra, que está muy baja con respecto al euro (la relación es de 1,10, frente al 1,73 de cuando Figueroa llegó al país) también lo favorece. En este sentido, el brexit aún no es ninguna amenaza. 

Viajar por Escocia, con apenas 9 años de vida, factura 5,5 millones de libras y emplea a 70 personas.

Y mientras, avalancha de currículos para trabajar en Basilea

La firma suiza que selecciona personal para obras en el país helvético recibe más de 350 solicitudes

s. g.

El anuncio de una empresa de colocación de Basilea de que necesita personal para trabajar en varias obras ha generado el envío de una avalancha de currículos por parte de los interesados en los puestos. Serán entre 50 y 100 los elegidos para, a partir de abril, empezar a trabajar tanto en la capital cantonal (donde el paro ronda el 3,5 %) como en el anexo, denominado Basilea Campiña, en el que el desempleo es aún menor: del 2 %. Unas cifras muy llamativas, pero incluso superiores a las que se registran en otros cantones. Por ejemplo Obwald, que en diciembre tenía una tasa de desempleo del 0,8 %. Si no tiene el récord europeo, no andará lejos.

A última hora de la mañana de ayer, en las oficinas de Bautech Personal se habían recibido ya más de 350 currículos. Y eso, en apenas día y medio desde que el jueves se anunció que se abría el plazo para presentarlos. Será el mes que viene, en marzo, y a finales, cuando se realicen las entrevistas personales con los candidatos en un local de Cabana de Bergantiños. Se encargará Iván Morales, empleado de la empresa con origen en la Costa da Morte.

Buscan albañiles, encofradores, maquinistas, operadores de grúa... Sobre estos últimos, los carnés españoles -explica Morales- no los aceptan en Suiza, lo que obliga a aprobarlos de nuevo, lo mismo que determinados aspectos de los cursos de riesgos laborales. «Algúns diplomas si que poden convalidarse», añade. A los seleccionados se les facilitará el alquiler de un piso, y el idioma (alemán) no es imprescindible.

Buena parte de los currículos recibidos son de vecinos de la Costa da Morte, comarca con un vínculo directo con Suiza desde hace sesenta años.

Al margen de esta campaña de contratación, la empresa de colocación ya gestiona los contratos de muchos vecinos de la zona y del resto de Galicia. Jóvenes, y no tanto. Algunos, llegados no hace mucho, de 56 o 60 años. «Non hai límite de idade, pero hai que saber traballar», puntualiza Morales.

Votación
1 votos
Comentarios

Encontrar trabajadores para Escocia, misión imposible por el temor al «brexit»