Las gallegas que vivieron la caída del muro de Berlín: «Fue abrir la puerta al mundo»

El 9 de noviembre de 1989 caía el símbolo de la Guerra Fría. Historia de Europa que marcó a los gallegos en la emigración. Mina Angustias y Marina Queiruga vivieron aquel Berlín separado y tienen grabado a fuego el momento en el que todo cambió


Redacción / La Voz

Marina Queiruga y Mina Angustias llevan una vida en Berlín. Llegaron siendo casi niñas. Como miles de gallegos, su camino fue el de la emigración. Tenían que buscarse la vida y encontraron un nuevo camino en la capital alemana y un trabajo en una fábrica de chocolates. 

Ellas fueron testigos de cómo era aquel Berlín separado en dos realidades: la comunista y la capitalista. Y lo hicieron muy de cerca porque sus barrios, en los que aún viven, estaban pegados al Muro.

El muro de Berlín se levantó el 13 de agosto de 1961. Una barrera que le costó la vida a más de un centenar de personas. En este 2019 se celebran los 30 años del fin de aquella barrera y Mina y Marina se han sumado, como cada año, a las celebraciones.

Antes, supieron lo que era cruzar el Muro. Conocieron cómo se vivía en su zona, la República Federal Alemana, pero también cómo era el día a día en la RDA.

Votación
0 votos
Comentarios

Las gallegas que vivieron la caída del muro de Berlín: «Fue abrir la puerta al mundo»