Viveirenses en Australia, México o Chile reciben «carta de casa» con el Heraldo

Alrededor de 200 de los más de 1.000 ejemplares que se editan del veterano semanario local se envían a la diáspora


viveiro / la voz

Alrededor de 200 viveirenses en la diáspora, en ciudades y países como Virginia (Australia), México D.F. (México), Punta Arenas (Chile), Lausana (Suiza) o Nueva York (Estados Unidos), entre otros, reciben puntualmente cada semana una especie de «carta de casa» a través del Heraldo de Vivero: el histórico semanario local que 108 años después de su creación -fue fundado en 1912 por Benigno López- continúa fiel a su filosofía de siempre. «Destacar lo más importante de la semana ocurrido en Viveiro», como señala su actual editor, Juan Carlos Neira, pero también ofrecer la agenda de actos culturales, deportivos y sociales, misas, entierros, aniversarios y demás; dar parte de bodas y nacimientos más recientes; e incluir artículos de colaboradores. Neira destaca que con las redes sociales el flujo de información «es increíble», pero muchos lectores estiman que el Heraldo conserve «la maquetación clásica de siempre» y, especialmente, que llegue a sus casas por correo postal, como toda la vida. «Ahora que ya nadie manda cartas, es como recibir una carta de casa», comenta el impresor, que destaca que el grueso de las más de 1.000 suscripciones de la publicación son de Viveiro o poblaciones próximas como Ourol, O Vicedo, Ribadeo e incluso Vilalba. Prueba de que los viveirenses o quienes tienen familiares o vínculos directos en esta parte de A Mariña quieren seguir «conectados» a esta tierra es que el Heraldo es enviado cada viernes a primera hora la mañana a la mayor parte de las provincias españolas. De A Coruña a Granada, Zaragoza o Canarias, y con Madrid, donde hay unos 40 suscriptores, llevándose la palma.

«Es siempre muy grato y emotivo recibir el Heraldo. Me hace sentir menos lejos de la cuna de mi padre, quien me llevó a Viveiro con 16 años, hace casi 5 décadas», suscriptora residente en Nueva York, Estados Unidos

«Me gustaría publicar que el polígono de Viveiro tiene gran actividad porque fijaría empleo y población»

Juan Carlos Neira lleva pegado al Heraldo de Vivero toda la vida. Los ecos del gran impulso que le dio a la publicación semanal su padre, Luis Neira Río, fallecido en el 2010, siguen vigentes a día hoy. «Hay algunos suscriptores que están desde el principio», señala Juan Carlos. Comenta que cuando alguno fallece, especialmente los de edad más avanzada, parte de las familias conservan la suscripción «por tradición». «Y si los hijos están fuera, a veces nos piden que cambiemos las dirección para enviarlo a Santiago, a A Coruña o fuera», relata el editor. Relata como curiosidad que el Heraldo tuvo un corresponsal en Australia.

Corresponsal en Australia

«Francisco Vázquez, que era de Viveiro, vivía en Australia y trabajaba en un periódico, y cuando tuvo que cubrir las Olimpiadas de Tokio [en 1964] nos enviaba crónicas manuscritas desde Tokio. Murió en 1973 en un accidente de aviación», señala. ¿Hay alguna noticia que le gustaría publicar? «Que el polígono industrial de Viveiro tiene una gran actividad porque eso crearía empleo y fijaría población», apunta.

Votación
0 votos
Comentarios

Viveirenses en Australia, México o Chile reciben «carta de casa» con el Heraldo