Este proyecto ha sido cofinanciado por

«A Sidney la gente no viene a ser rico y a vivir del surf»

Juan y Diego decidieron dejar Galicia en enero de 2019 para emprender una nueva aventura en Australia


Redacción / La Voz

Juan y Diego son dos jóvenes de Ourense y A Coruña que en enero de 2019 decidieron coger un avión para trasladarse a vivir a Sydney. Un viaje que duró algo más de 27 horas y que llevó a esta pareja de 23 y 24 años a cumplir uno de sus sueños, «vivir la vida aussie».

Diego trabajaba en un periódico como becario gracias al cual pudo adquirir experiencia profesional, ampliar su currículum y ahorrar para poder cumplir el sueño de vivir en Australia. Juan, por otro lado, empezó trabajando en la empresa familiar y años más tarde como gestor de empresas en una conocida empresa de telefonía.

A la hora de elegir destino lo tuvieron muy claro: «Elegimos Sydney por su gran oferta de empleo y las grandes oportunidades que albergaba el estar en una gran ciudad», comentan.

A pesar de encontrarse prácticamente en las antípodas de Galicia, esta pareja destaca algunas similitudes entre su tierra y su actual hogar. «Por buscar alguna similitud con Galicia, las Blue Mountains son la Ribeira Sacra y Palm Beach es un poco parecida a las Illas Cíes», explican.

Para emigrar, Diego aplico para la Work and Hollidays, un permiso especial que se concede a 1500 personas en España y para la cual es necesario tener estudios universitarios o FP superior y un nivel avanzado de inglés. Con esta visa puedes trabajar en el país 40 horas semanales y puedes disfrutar de él durante 12 meses.

Juan, por otro lado se fue con una visa de estudiante y contactó con AussieYoutoo, una agencia especializada que ayuda a los viajeros a encontrar escuelas, formalizar documentación y orientando a sus usuarios con todo el proceso de adaptación a la vida australiana. «Desde la agencia estuvieron pendientes de mí desde el día uno hasta el día en que llegué. Una vez aquí me incluyeron en un grupo de Whatsapp y me guiaron a la hora de realizar tareas básicas como abrir una cuenta bancaria, conseguir el número de la seguridad social, etcétera.», explica.

A través de Internet encontraron un sitio dónde vivir los primeros 15 días. Una vez en Sydney empezaron a buscar el que sería su nuevo hogar en Australia a través de páginas web como por ejemplo Gumtree o Flatmates. «Ahora vivimos en un estudio por el que pagamos 420 dólares australianos a la semana y vivimos en un barrio llamado Kings Cross que está a 10 minutos andando del centro de Sydney», explican.

Para buscar trabajo recomiendan utilizar a los propios contactos y «decirle a todo el mundo que estás buscando trabajo». Aunque también destacan lo útil que resulta consultar algunas páginas web como por ejemplo Indeed, Seek o Joralocal. Otra opción es repartir CVs en mano. «Nuestro consejo es que os hartéis a dejarlos en mano, vestidos de negro y siempre con una sonrisa».

Vivir tan lejos de casa tiene sus inconvenientes. «La verdad es que Australia lo hace complicado por la distancia, por no tener esa cercanía de los tuyos, pero no se está tan mal» explican. Si bien es cierto que emigrar puede parecer una trepidante aventura, es importante mantener los pies en el suelo en todo momento. «Si estáis pensando en venir, deciros que Australia no regala el dinero y aquí la gente no viene a ser rico y a vivir del surf».

Juan y Diego tienen una cuenta de Instagram (@ausstravelian) dónde muestran como es su día a día en Australia y toman contacto con otras personas que también quieren emigrar. «En esta red social intentamos ayudar a todo aquel que quiera venir así como lo hicieron con nosotros la gente con la que contactamos antes de llegar a Sydney», concluyen.

Votación
0 votos
Comentarios

«A Sidney la gente no viene a ser rico y a vivir del surf»