Rosalía Cid Tarrío, soprano gallega: «La ópera debería ser para todo el mundo, es el espejo de la sociedad»

Melissa Orozco / C.A A CORUÑA / LA VOZ

GALLEGAS QUE ROMPEN TECHOS

Rosalía Cid es una joven soprano de 24 años.
Rosalía Cid es una joven soprano de 24 años. Marcos Míguez

La cantante lírica dará un concierto este domingo, en el Teatro Colón, de la mano del barítono serbio Zeljko Lucic

18 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La joven promesa de la lírica, Rosalía Cid Tarrío, oriunda de Santiago de Compostela, está labrando su lugar en la escena de la ópera de Italia. Y no es para poco, ha cantado para Plácido Domingo y este verano, dio voz a La creación de Hadyn bajo la batuta de Fabio Luisi, director de orquesta, en el Festival della Valle d'Itria, en Martina Franca. Este domingo, interpretará óperas de Verdi, Bellini y Gordano junto con el barítono serbio Zeljko Lucic en el Teatro Colón a las 20.00 horas.

—Esta es la primera vez que se presenta en A Coruña.

—Es un poco volver a casa. Estoy muy emocionada porque nunca tuve la oportunidad de compartir lo que hago con gente de mi tierra. Me parece muy bonito haber escuchado y cantado con Zeljko. Cuando venía en el avión, recordé el cambio que he tenido desde que me fui a Italia. Ahora soy yo misma en escena.

—¿Cómo ha sido la experiencia en la escuela del Maggio Musicale, en Florencia?

—Estoy feliz de que hayan creído en mí. Me dan libertad para tener proyectos profesionales. Allí he aprendido a gestionar mi potencial. Me siento muy agradecida porque me han proporcionado todas las herramientas que estoy utilizando ahora. No solo aprendo de música y teatro, también a nivel personal.

—Hace poco interpretó «La creación» de Hadyn.

—Fue fantástico trabajar con Fabio Luisi y Alberto Triola, les debo mucho porque no es fácil que un joven debute en un papel principal.

—¿Cuáles son las claves que debe tener una persona que desee dedicarse a la ópera?

—Te tienes que conocer muy bien a nivel personal porque debes gestionar todas las emociones en el escenario y amar la literatura que ha inspirado el trabajo de los compositores. La ópera nace como teatro, debemos ser la fusión perfecta entre un cantante y un actor.