«Quiero ser uno de los primeros mineros que salga al espacio exterior»

El porriñés Denis Barros trabaja en una empresa de Luxemburgo para hacer paneles fotovoltaicos en suelo lunar


o porriño / la voz

No es ciencia ficción. Ya existen compañías que hacen prospecciones en asteroides y una profesión nueva que es la de minero espacial. Denis Barros Caballero, de O Porriño, es uno de estos contados expertos en la materia. Compartió uno de los sueños más comunes de los niños, porque desde pequeño, asegura, «quise dedicarme al espacio». Con 27 años y una trayectoria meteórica, en la que superó con nota la carrera y el máster en Ingeniería de Minas, más varios cursos de la NASA y la Agencia Espacial Europea, ya está en ello. Barros trabaja en Maana Electric, una startup de Luxemburgo que quiere conectar la Luna a la energía solar. «Mi vocación siempre fue la de ayudar a que la civilización siga avanzando y que no quede estancada en la Tierra, porque nuestro mayor enemigo somos nosotros mismos. Si seguimos en un solo planeta, es muy fácil que nos acabemos extinguiendo rápidamente», advierte.

Habla del universo como una realidad cercana porque lo que investigan es cómo hacer paneles fotovoltaicos directamente en el suelo lunar. Maana Electric cuenta ultima ya un prototipo capaz de generar energía solar a partir de arena que se utilizará el año que viene en el desierto. El objetivo siguiente es la Luna.

Regolito

«Si queremos llegar a la Luna o a Marte, lo que no podemos hacer es enviar los recursos que tenemos en la Tierra, que ya son pocos por la cantidad de personas que somos, y no podemos seguir explotando la Tierra para conquistar el sistema solar. Se trata de que podamos ir a la Luna y allí poder hacerlos con los recursos locales, en este caso con regolito, que es lo que cubre su superficie», indica Denis. Tanto él como su empresa sostienen que «la minería espacial es la base sobre la que se tiene que construir el futuro de la exploración y expansión del ser humano en el sistema solar».

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés), que a través del programa Artemis prevé establecer una base permanente en el polo sur del satélite natural, precisa de una fuente de energía como la luz solar para dar respaldo a su proyecto. Negocia con cinco compañías y la de este porriñés aspira a ofrecer una alternativa a cualquier industria. «El objetivo es ser proveedor de energía en la Luna. Conseguir hacer allí paneles solares, pero con los materiales de allí, como el regolito», remarca.

El proyecto en el que está embarcado suma grandes atractivos. «Permite ahorrar un montón de costes y elimina la huella de carbono. Se trata de evitar hacer partes por separado, como se haría aquí en la Tierra, y hacerlo todo en un único proceso, que son esas cajas en las que en vez de arena llevarían regolito», señala.

«Hemos de ser capaces de expandirnos, llegar a otros lugares y adaptarnos al ambiente que haya allí, lo que hacemos es aumentar nuestras expectativas de supervivencia. La minería no deja de ser la base de toda la civilización y yo quiero ser uno de esos primeros mineros que entren en el espacio exterior», dice este joven que hace tan solo cuatro meses vio cumplido otro de sus sueños. Él y su ya mujer, Andrea, se dieron el sí quiero en plena pandemia. Así que la fiesta ha de esperar, pero la piedra que había en la joya de compromiso, revela Denis, fue un asteroide real.

Votación
0 votos
Comentarios

«Quiero ser uno de los primeros mineros que salga al espacio exterior»