«Si tienes las cosas claras es muy recomendable»

Paula Alonso Merino estudia Medicina en la República Checa

Paula Alonso aconseja a quienes quieran estudiar en Europa que se informen bien para no llevarse sorpresas
Paula Alonso aconseja a quienes quieran estudiar en Europa que se informen bien para no llevarse sorpresas

Paula Alonso Merino (Ourense, 1994) estudia Medicina en la República Checa, primero en Praga y últimamente en Brno. La suya ha sido una experiencia con altibajos, pero a pesar de los reveses no cambiaría lo vivido por nada en el mundo «Estar aquí tiene inconvenientes y no todo parece fácil, pero sí lo recomendaría». Cree que si un estudiante «tiene las cosas claras y es responsable» puede encontrar en unos estudios internacionales el lugar perfecto para crecer como persona. Aunque ofrece un consejo a quienes estén interesados: «Hay que informarse bien. Por ejemplo, a mí nadie me dijo que en la República Checa había que estudiar y aprobar checo para pasar de curso; en Polonia no, tienen traductores cuando haces las prácticas. O que cada asignatura tiene un examen teórico, uno práctico y uno oral. En España sexto de carrera es de rotaciones y trabajo de fin de grado, pero aquí tienes que hacer cinco exámenes de Estado, con tribunales. Me han dicho que en Riga es mucho más sencillo», detalla. Cree que debería haberlo sabido antes de comenzar la carrera para no llevarse sorpresas, aunque la hubiese empezado igual.

«Al principio es superraro estudiar en inglés, pero pronto te acostumbras»

Como cosas buenas, destaca obviamente el dominio del inglés -«al principio es superraro estudiar en inglés, es más difícil quedarse con las ideas, pero pronto te acostumbras»-, pero sobre todo que «a nivel personal es superenriquecedor. Me ha abierto la mente, y eso que siempre pensé que era una persona abierta, pero cuando te relacionas con gente tan diferente, con religiones, países y culturas tan distintos, te vuelves más respetuosa».

Sobre su futuro, tiene todo sobre la mesa. Aún no sabe qué especialidad hará -«sé cuáles no quiero», señala- y de hecho baraja volver a España para el mir.

En cuanto a vivir en Brno, a los 11.000 euros de matrícula se suman 6.000 de gastos «sin viajes ni excesos» aunque viviendo en un piso cómodo y céntrico.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

«Si tienes las cosas claras es muy recomendable»