«No tengo añoranza por años atrás, todo tiene su momento»

El exalcalde viveirense, exdiputado y exsenador César Aja trabaja en la actualidad en la Embajada de España en Bulgaria y cuenta su experiencia


REDACCIÓN / LA VOZ

Veinte años en la alcaldía de Viveiro, 1983-2003; diputado en el Congreso durante 7 años y 15 años en el Senado (además de diputado provincial). Es la dilatada trayectoria política de César Aja Mariño desde el PP. En la actualidad trabaja desde hace cinco años en la Embajada de España en Bulgaria. Él inaugura esta sección y nos relata su experiencia en Sofía.

-¿Qué tal en Bulgaria?

- En Bulgaria muy bien, con mucha actividad profesional dentro del mundo de la Educación y la Cultura. He tenido la oportunidad de conocer con bastante profundidad el país y sus gentes. Además al tener las competencias de Educación en Hungría, Rumanía, Moldavia y Turquía, por razones de trabajo he tenido la ocasión de visitar estos países, lo que proporciona una experiencia muy enriquecedora. El próximo junio cumplo cinco años de estancia en este bonito país y durante este periodo he tenido la oportunidad de hacer muchos y buenos amigos, algunos de los cuales han visitado Viveiro y otros, seguro que nos lo harán en futuras ocasiones.

-¿Cómo es la vida y el trabajo en la embajada?

- La Consejería de Educación depende del Ministerio de Educación y Formación Profesional y tiene oficina propia, por lo que la oficina de la Consejería es la que representa al Ministerio en Bulgaria y tutela y coordina las Agregadurías de Hungría y Rumanía y la Dirección de Programas de Turquía. El personal en la Consejería consta de una Secretaria General, Técnica de la Administración General del Estado, una Asesor Técnico Docente y personal local y nuestro trabajo consiste fundamentalmente en

promocionar la lengua, historia y cultura española, contando con 42 profesores españoles, becados por el Ministerio de Educación, que dan clases de Lengua, Historia de España, Matemáticas, Física etc. en las distintas Secciones Bilingües, donde estudian español como primera lengua 9.642 alumnos, 5.304 en Bulgaria, 1.496 en Hungría y 2.842 en Rumanía, además existen otros muchos Centros no conveniados que también imparten español.

Por otra parte tenemos Bibliotecas de literatura Española tanto en nuestras dependencias como en todas las Secciones Bilingües y en Universidades, bibliotecas a las que dotamos de nuevo material todos los años al objeto de que estén actualizadas. Se realizan programas de Auxiliares de Conversación para los centros españoles en los que participan lectores búlgaros y húngaros.

-¿Se echan de menos aquellos años en la política activa, en la local y nacional?

-Todo tiene su momento, la verdad es que no tengo añoranza por algo que ya pasó, suelo centrarme en lo que hago en cada momento y por suerte me gusta todo lo que hago, procurando hacerlo lo mejor posible. Por supuesto que sigo conservando relación con muchas de las personas que conocí en su momento, procurando mantener una relación de

amistad lo más frecuente posible.

-¿Cómo se ve la situación aquí desde Sofía?

- Realmente y gracias a las nuevas tecnologías estoy muy al tanto de los acontecimientos que suceden en España y especialmente en Galicia, por lo que no siento lejanía y por otro lado no estamos tan lejos, a solo 3 horas

de avión.

-¿Suele venir a menudo además por Viveiro?

- A Viveiro suelo ir unas 5 ó 6 veces al año, además a lo largo de la semana suelo comunicarme con la familia y con los amigos, por tanto no estoy desvinculado ni de mis viejos hábitos ni por supuesto de Viveiro y sus gentes, al contrario. Son bastantes las personas que me siguen llamando por distintas cuestiones aún ahora.

«No está en mis planes volver a la política, pero no se puede decir de esta agua no beberé»

-A propósito, en este momento el PP está pendiente de designar un candidato en Viveiro. ¿Volvería a la política activa? 

- Supongo y espero que le den una pronta solución sin quebrantar la voluntad de los afiliados. En este momento no está en mis planes volver a la primera línea de la política, pero nunca se puede decir que de esta agua no beberé. Aunque repito, no contemplo para nada esa posibilidad.

Su labor ahora

Finalmente, César Aja habla con entusiasmo del trabajo que realiza en la embajada; hace hincapié en esta labor. «Porque la acción exterior que desarrolla el Ministerio de Educación es muy interesante y rentable para España en todos los ámbitos. El dar a conocer con mucha profundidad a los alumnos de las Secciones Bilingües no solo el Español como lengua, sino la historia, el arte, la educación, la música, la economía, la fortaleza de sus empresas, la influencia que España ha tenido y tiene en el mundo. Aquí hay avidez por aprender español, por el gran número de emigrantes que existen en España, 300.000 búlgaros y más de un millón de rumanos, y muchas personas tienen familia en España».

Votación
2 votos
Comentarios

«No tengo añoranza por años atrás, todo tiene su momento»