Nueve meses para convalidar primero de bachillerato en EE.UU.

El Estado deniega una ayuda a un coruñés que cursó un año en Luisiana con las becas USA por la lentitud de la Administración


A Coruña / La voz

«Queda muy bonito estudiar fuera, pero su hermano menor no quiere ir ni de broma», dice María Isabel Vázquez, madre de Alejandro, que hizo primero de bachillerato a Estados Unidos con las becas USA, que otorga el Ayuntamiento de A Coruña, y no tuvo la mejor experiencia. De hecho, a ojos de la Administración su experiencia aún no existe. Volvió de Sulphur, en Luisiana, en mayo del 2019, y aún no le han convalidado esos estudios.

Las consecuencias las sufren él y su familia. El Ministerio de Educación le acaba de denegar la beca que solicitó para este curso, porque no consta que haya estudiado primero de bachillerato.

María Isabel teme que la situación se alargue, y que su hijo tenga problemas para ir a las pruebas de acceso a la universidad. También critica la falta de atención de las distintas autoridades, que no precisan cuándo se resolverá el bloqueo de la convalidación, ni le dan alternativas para que su hijo pueda optar a becas.

Los problemas, explica, son consecuencia de que el instituto americano en el que estudió cometió un error al trasladar las calificaciones a las autoridades españolas, por lo que ha ido necesario solicitar más documentos.

Alejandro no es el único alumno del curso 2018-2019 con esos problemas. Otra estudiante está en la misma situación, y siete más continúan a la espera de que la Administración autonómica de el plácet a sus calificaciones, que sí llegaron de forma correcta.

Desde la empresa que coordina la becas USA se muestran seguros de que las dificultades se resolverán de forma correcta. Señalan que unos 1.500 estudiantes han estudiado en EE.UU. a través de ese programa, y «todos han convalidado».

Pero el retraso está ahí. En el caso de los dos estudiantes que aún no tienen sus notas en España se han visto obligados a optar por el último recurso para regularizar el papeleo: contratar una firma estadounidense que se encargue de cerrar los trámites. Ese servicio es necesario en ocasiones por las peculiaridades del muy descentralizado sistema educativo estadounidense, que obliga a tramitar cada una de las becas de forma individualizada.

No es la primera vez que se producen problemas con el sistema de becas que presta el Ayuntamiento coruñés. En años anteriores se denunciaron casos de alumnos que habían tenido problemas con las familias con las que se habían alojado. No fue el caso de Alejandro. Su madre destaca la colaboración de los estadounidenses con los que estuvo viviendo, que incluso hicieron los trámites para que fuese a un centro escolar menos conflictivo que el que le había tocado en un primer momento, en el que el pasado mes de septiembre fue arrestado un alumno por entrar en el colegio con un arma de fuego, una pistola, en la mochila.

Votación
0 votos
Comentarios

Nueve meses para convalidar primero de bachillerato en EE.UU.