Una docente de Pontedeume recibe el premio a la mejor profesora de español en Estados Unidos

ana cuba FERROL / LA VOZ

ESTADOS UNIDOS

El embajador, Santiago Cabanas Ansorena, le entregó el galardón

22 oct 2022 . Actualizado a las 08:30 h.

María Eugenia Fernández Iglesias (Lugo, 1970) recibió el miércoles el premio al Profesor del Año 2022 que otorga la Embajada de España en Estados Unidos, en reconocimiento a la labor de los docentes de español en este país y en Canadá. Corresponde al trabajo pedagógico y cultural desarrollado en el último curso en un colegio de Portland, en el estado de Maine, que plasmó en un vídeo titulado Mini chefs, donde se ve cómo utiliza la cocina como recurso didáctico.

El embajador, Santiago Cabanas Ansorena, le entregó el galardón en una ceremonia celebrada en el salón de actos de la Embajada, en Washington. El proyecto logró el apoyo unánime del jurado. El audiovisual comienza así: «Bienvenidos a la primera edición de Mini Chefs. Serán tres meses durante los cuales los concursantes tendrán que superar un montón de retos para conseguir nuestra cuchara dorada».

Esta docente, con plaza en el CEIP Couceiro Freijomil, de Pontedeume, al que ha regresado este año (da clase de Inglés en varios cursos y es la jefa de estudios), enseñó a los colegiales «mates culinarias», a través de las compras, o a dar la hora, a partir de los tiempos de cocción de los alimentos. También los introdujo en las ciencias, con la pirámide nutricional, el ejercicio o el uso de los cinco sentidos, y reforzó sus nociones de geografía indagando en los platos propios de cada estado. La experiencia les ayudó a conocer recetas típicas de distintas regiones de España, como la tortilla de patatas, el pulpo a la gallega o el cachopo.

El jurado valoró los contenidos interdisciplinares y, de manera especial, la implicación de las familias y del resto de la comunidad educativa. La galardonada les dio las gracias a todos, en especial a sus alumnos y a sus compañeros Iván y Kelly, al colegio Peleteiro, de Santiago, que colaboró, y a su marido, el eumés Alberto Molares.