Hemeroteca | Welcome to Xacobeo USA

Tomás García ENVIADO ESPECIAL EN ESTADOS UNIDOS

ESTADOS UNIDOS

Bloomberg (en el centro) es el primer extranjero que recibe el Gran Collar de la Orden del Camino.
Bloomberg (en el centro) es el primer extranjero que recibe el Gran Collar de la Orden del Camino.

El alcalde de Nueva York recibió en su mansión a una delegación gallega formada por representantes de la Orden del Camino de Santiago y del Concello de Ribeira

21 sep 2021 . Actualizado a las 19:10 h.

El principal éxodo gallego a Estados Unidos se produjo en los años sesenta. De toda la provincia de Ourense, de la margen norte de la ría de Arousa, de Sada... llegaron miles de emigrantes a este lado del charco en busca del auténtico sueño americano. Cuarenta años después se intuye que la empresa tuvo que ser muy difícil. Actualmente, entre padres e hijos, el abanico que va de Nueva York hasta Washington alberga una población de 90.000 hijos de Breogán.

Estos días la colonia anda más revolucionada de lo habitual. Es lógico: estamos en fiestas. Con motivo de la semana de la Hispanidad, y aprovechando el Año Santo, un puñado de casas de Galicia se han agrupado para celebrar el Xacobeo USA, un invento del ribeirense Anselmo Millán, ex concejal en Harrison y embajador oficioso de Galicia en la tierra del Tío Sam.

Para facer país y dejarle claro a esta gente que no están solos, desde España se ha desplazado una delegación del Concello de Ribeira, con orquesta de cámara y coral municipal incluidas, y representantes de la Orden del Camino de Santiago, con su gran mestre, el senador por A Coruña Miguel Pampón, al frente.

La primera empresa es ambiciosa. Es jueves por la noche y la expedición gallega tiene cita ni más ni menos que con el alcalde de Nueva York, el republicano Michael Bloomberg, que ha invitado al Xacobeo USA a una recepción en su residencia oficial con motivo de la semana de la hispanidad. Bloomberg, un político poliédrico y multimillonario que hace tres años perdió unas primarias en el partido demócrata y se pasó a las huestes de Bush, vive en una mansión que quita el hipo y que está situada en la ribera este del río Hudson.

Ya en la puerta se ve que aquello no va a ser fácil. A la fiesta están invitados más de 700 representantes de veintitantos países pertenecientes a la comunidad hispana, así que entre pasar por los arcos de seguridad, soportar los cacheos y demás, la delegación se pasa hora y media para conseguir entrar en esta pequeña Casa Blanca neoyorquina.