La hamburguesa de pez espada crece en Estados Unidos

Monica López Torres
mónica torres A GUARDA / LA VOZ

ESTADOS UNIDOS

XOAN CARLOS GIL

La Organización de Palangreros Guardeses conquista el mercado norteamericano con su última creación, que pasará de 90 a 160 gramos, y prepara el lanzamiento de una burguer de atún en su 25 aniversario

02 jul 2021 . Actualizado a las 02:07 h.

La Organización de Palangreros Guardeses, Orpagu, se lanzó a este año a conquistar Estados Unidos con sus hamburguesas de pez espada y ahora ultima el lanzamiento de las de atún. «Hay muy pocas hamburguesas de pescado en España y la nuestra será la única de atún de anzuelo, elaborada con capturas que normalmente van dirigidas a las plazas de abastos y a los grandes mercados», explica la gerente de Orpagu, Juana Parada. Es la primera mujer que ocupa este cargo en los veinticinco años de vida de la asociación, que engloba a la mayor flota de palangre de superficie de Europa y la única de ámbito europeo, ya que 32 de los 72 barcos que la componen son portugueses.

Celebran su primer cuarto de siglo viento en popa, con una inversión de más de seis millones de euros para la planta frigorífica que ya se levanta en el parque empresarial de Tui. Es el proyecto más ambicioso de los palangreros guardeses y responde a la voluntad de sus socios de potenciar y diversificar su actividad. La nave albergará un almacén frigorífico con capacidad para 3.000 toneladas de pescado y un aula de experimentación para trabajar en nuevos productos y formatos con la intención de llegar al mayor número de consumidores posible. «Tenemos ya algunos a punto de salir, pero queremos consolidar primero los que ya existen», señala su gerente.

Reciben con optimismo el balance de su primera incursión en un mercado ajeno al de la Unión Europea. «Estamos recogiendo el feed back de nuestras hamburguesas de espada en Estados Unidos para adoptar las modificaciones. Vamos a tener que hacerlas más grandes porque, aunque en España se venden mayoritariamente las de 90 gramos, ellos nos piden de no menos de 160», explica Juana Parada. Recuerda que los americanos no están muy acostumbrados a comer materia prima sin elaborar. «Si pueden no verle la cara a lo que están comiendo, mejor y eso juega a nuestro favor porque no son grandes consumidores de pescado», señala la gerente de la organización.

Con la pandemia abrieron su tienda física en A Guarda, lanzaron la hamburguesa de pescado, cerraron la compra des terrenos para su planta frigorífica y multiplicaron las operaciones online. «El año pasado se dispararon las ventas a través de Internet y se mantienen, tenemos muchos pequeños clientes. Además, las hamburguesas de pescado son tendencia, su consumo está en auge», apunta la responsable de la gestión administrativa de Orpagu desde hace trece años. «Es un sector que te engancha. Aquí siempre hay novedades, no puedes aburrirte, hay mucho contacto de cercanía con las personas y con el trabajo de campo y a mí me gusta pisar cubierta de barco», advierte esta mujer de 42 años, natural de Ribeira.

La conserva por antonomasia es la de atún. Es, de largo, la que más se consume en España. Paradójicamente, el mayor mercado de la única conserva de atún de anzuelo made in Spain no es el nacional. «Vendemos más fuera de España. Gustó mucho en países del norte de Europa, donde valoran mucho el sabor, la historia y la trazabilidad, y para allí se va más de la mitad de nuestras conservas de atún», indica Juana Parada. Y añade que «no es una venta en grandes cantidades porque no competimos en precio, es un procesado artesanal muy manual».