De las Rías Baixas a la NASA: «Buscaremos evidencias de vida en Marte»

El ingeniero aeroespacial Fernando Abilleira, oriundo de Pontevedra, posará el róver Perseverance en el planeta rojo en febrero del 2021


vigo / la voz

Con un pie en las Rías Baixas y otro en el planeta rojo. La NASA acaba de descubrir agua en la Luna y quizás también exista el preciado líquido en Marte. El enigma podría resolverlo dentro de tres meses el ingeniero aeroespacial Fernando Abilleira (Madrid, 1977), oriundo de Pontevedra, que dirige la próxima misión al planeta rojo con el nuevo róver Perseverance, que aterrizará en febrero del 2021. Ha trabajado como director de Diseño de Misión y Navegación del proyecto Mars 2020, que se lanzó el pasado verano, y, actualmente, es subdirector de Operaciones de Vuelo. El Perseverance investigará si el planeta estuvo habitado en el pasado, buscará señales de vida extinguida y almacenará muestras para traerlas a la Tierra.

Abilleira lleva 20 años trabajando para la NASA, los últimos 17 en un laboratorio de Pasadena, en California. Su especialidad es la astrodinámica o la mecánica orbital. Estuvo en laboratorios que diseñaron varios rovers que exploraron Marte como el Curiosity. Ahora tiene otro reto. «El róver Perseverance está camino a Marte y ha recorrido más de 300 millones de kilómetros de su viaje interplanetario de más de 470 millones de kilómetros», cuenta Abilleira desde el puesto de control de misión en el NASA Jet Propulsion Laboratory. «Desde aquí controlamos la nave y recibimos datos de la misma», explica. «Trabajar para la NASA es un verdadero honor. El poder contribuir a la exploración del Sistema Solar es un privilegio», cuenta.

La llegada del róver Perseverance está prevista para el 18 de febrero del 2021. «Buscará evidencias de posible vida pasada microbiana en el cráter Jezero. Las muestras más relevantes serán almacenadas para su posible traída a la Tierra a través de una futura misión», explica.

Abilleira participó por videoconferencia recientemente en la tertulia virtual Galicia Futurae, que organizaron desde Vigo el influencer Ramón Suárez y el hácker y tecnólogo Antonio Fernandes. El ingeniero, junto a otros dos paisanos que trabajan en IBM y Facebook, contó su experiencia profesional en Estados Unidos desde el punto de vista del gallego «espallado» por el mundo.

Actualmente, reside en Moorpark, en California, con su esposa Sarah y sus hijos Owen, Ethan y Logan. Desde su puesto de mando en la NASA, este ingeniero aeroespacial añora las rías gallegas que tantos recuerdos le traen de la infancia. «Mis abuelos paternos eran de Pontevedra. Yo solía ir todos los veranos a Sanxenxo. Mi familia y yo adoramos Galicia y en la actualidad vamos siempre que podemos», dice Abilleira. Pasaba tres meses en Galicia cada verano hasta que empezó sus estudios universitarios. De Galicia echa de menos «sus paisajes, su gastronomía, su gente y su calidad de vida».

Su consejo para los niños de las Rías Baixas que quieran explorar Marte es sencillo. «Vengo de una familia normal y siempre soñé con trabajar en la exploración del Sistema Solar. Recibí unas becas por méritos académicos para estudiar en Estados Unidos y ahora llevo trabajando unos 20 años para la NASA. Con esfuerzo, dedicación y pasión, ¡cualquier meta es posible!», afirma.

Se graduó en el Colegio San Antonio María Claret de Madrid en 1995 y en el 2001 obtuvo el título de ingeniero aeroespacial superior en el Parks College de la Universidad de San Luis, en Misuri, en Estados Unidos. Según cuenta, lo hizo gracias a las becas y firmó una tesis de final de carrera donde optimizaba las trayectorias entre la Tierra y de Marte, y desarrolló un concepto para mandar una misión tripulada al planeta rojo.

Este ingeniero aeroespacial cree que el secreto de su éxito profesional en Estados Unidos es que «es el paraíso de la oportunidad. El trabajo y el esfuerzo en EE.UU. siempre es muy valorado». Cree que a nivel profesional, ese país destaca por «unas infraestructuras de vanguardia, unos presupuestos acorde con la importancia del I+D+I y un énfasis en reclutar el mejor talento nacional e internacional». Para Galicia recomienda «continuar la inversión en tecnología y la colaboración entre las universidades y la industria tanto pública como privada».

La crisis del covid-19 le sorprendió pero, según cuenta, «la NASA ha hecho importantes contribuciones en la lucha contra la pandemia. Ha desarrollado desde respiradores optimizados para el covid con un coste mucho menor que uno convencional a dispositivos de limpieza rápida para evitar posibles contagios», dice.

En el 2007 se unió al equipo de Diseño de Misión y Navegación del proyecto Mars Science Laboratory (MSL) el cual aterrizó con éxito el róver Curiosity en Marte el 6 de agosto del 2012. Este róver está en el cráter Gale y los datos científicos que recopiló «confirman que esa zona albergó las condiciones necesarias para el desarrollo de vida microbiana». Logró otra hazaña con el InSight en el 2018.

Empezó su carrera profesional en el NASA Goddard Space Flight Center situado en Greenbelt, Maryland, donde dio soporte de análisis y diseño de misión al James Webb Space Telescope, Hubble Space Telescope, Solar Dynamics Observatory y ST5 entre otros. .

Lo que más le impresionó fue visitar las islas Cíes. «Mi mejor viaje siempre es el que hacemos a Galicia. Vamos con tanta frecuencia como podemos», dice.

Votación
7 votos
Comentarios

De las Rías Baixas a la NASA: «Buscaremos evidencias de vida en Marte»