Falleció Roberta Blanco, la persona de más edad de Galicia

Le faltaban dos semanas para los 112 años. Nacida en Bergondo, vivía en Estados Unidos desde 1945

Roberta, en su 111 cumpleaños, en abril del año pasado
Roberta, en su 111 cumpleaños, en abril del año pasado

Carballo / La Voz

María Roberta Blanco Pariente, hasta ahora la persona de mayor edad de Galicia y la cuarta de España, falleció en su casa de Nueva Jersey a las puertas de los 112 años: le faltaban apenas dos semanas para cumplirlos. Había nacido en 29 de abril de 1908 en Fiobre, un pequeño lugar de la parroquia de San Vicente de Moruxo, en Bergondo. A muy poca distancia, en San Isidro, nació el que sería su esposo, Gerardo, con el que se casó en 1926 y tuvieron dos hijos, ya fallecidos. Emigraron a Estados Unidos. Primero, él, junto a su hijo mayor, que tenía 16 años, y más tarde, en 1945, ya con cerca de 40 años, María Roberta y su hija: fue un viaje casi épico de un mes, pasando por Brasil, Nueva Orleans y finalmente Nueva York. La Segunda Guerra Mundial había terminado en esos días y los desplazamientos no eran fáciles. Desde entonces ya se quedaron en Estados Unidos, aunque con muchos viajes a Galicia. 

Una prima de su nieto, con el que vivía, explica por correo electrónico que Roberta «no sufrió. Tuvo una vida larga y muy buena. Era su tiempo». Robert, el nieto, escribió en su cuenta de Facebook, a modo de despedida, que «su muerte fue pacífica, indolora y con la familia». Roberta, que desde los años 40 era conocida por María García por su primer nombre y el apellido del marido, residía con Robert en Fort Lee, municipio de unos 36.000 habitantes del condado de Bergen, en Nueva Jersey. Frente al río Hudson y a Manhattan, a poca distancia de Newark, la ciudad donde la población de origen gallego (sobre todo, de la franja atlántica) se cuenta por miles.

Fue el nieto quien el año pasado recuperó su historia: Hija de labradores, a los 6 años ya tenía que cuidar de su abuela Ramona. No pudo ir a la escuela, pero le enseñó a leer su marido, y le encantaba hacerlo, hacerlo, tanto en inglés como en español. En la Gran Manzana se establecieron en un apartamento en Manhattan, y más tarde en Flushing (Queens). María siempre fue ama de casa, y su esposo trabajó en la marina mercante y más tarde en la petrolera Socony. Tuvieron la suerte de acudir a Fiobre (donde aún tiene sobrinos) casi todos los veranos de vacaciones. La casa la vendieron hace casi treinta años. Gerardo falleció en 1993, y María volvió después en alguna ocasión a Galicia en esa década, ya con su hijo. Desde ese 1993 residía en Fort Lee. En Estados Unidos tenía cuatro nietos, diez bisnietos y seis tataranietos. El alcalde de Fort Lee, Mark Sokolich, le entregó un diploma en abril del año pasado, durante la celebración de su 111.º aniversario, reconociendo que además era una de las personas más longevas de todo Estados Unidos.

En las pasadas Navidades, felicitó el año desde su casa, y la familia la grabó en vídeo:

Roberta y su marido Gerardo, de jóvenes
Roberta y su marido Gerardo, de jóvenes

Casualmente, el pasado día 5 de este mes falleció  Ramona Costoyas, que era la segunda de la lista, con 110 años. Josefina Villaverde Fontela, es ahora la primera de Galicia, tras cumplir también 110 años el 19 de noviembre. Queda aún muy lejos el récord reciente (no absoluto) de Galicia: el de Avelina Mouzo Leis, que murió en su casa de A Ponte do Porto el 28 de diciembre del 2017 a los 113 años.

Votación
1 votos
Comentarios

Falleció Roberta Blanco, la persona de más edad de Galicia