Los sabores del Camino saltan el charco

El libro de Yosmar Martínez sobre la gastronomía que acompaña al peregrino triunfa en EE.UU. y otros países anglófonos


En el 2011, Yosmar Monique Martínez hizo por primera vez el Camino de Santiago. Cuando regresó a Estados Unidos, cuenta, dando un paseo por Miami Beach un domingo por la mañana se imaginó qué desayunaría ese día si estuviera aún en la ruta jacobea. La añoranza por la gastronomía que disfrutó en su aventura como peregrina fue el germen de su debut literario, Tastes of de Camino (Sabores del Camino), publicado en el 2016. Reconocida como la mejor publicación culinaria en los World Cookbook Awards en la categoría de audoediciones, triunfa al otro lado del charco, especialmente en Estados Unidos, pero también en Canadá e incluso otros países anglófonos como Inglaterra, Irlanda y Australia. Su autora repasa algunas de las rectas más típicas que se pueden encontrar en el Camino Francés, si bien ella ya va por su quinta ruta y, además de completar dos veces el recorrido desde Saint Jean Pied de Port, también ha hecho el Portugués desde Oporto, el Sanabrés desde Ourense y, este mismo año, parte del Camino del Norte y el Primitivo desde Irún. El libro de Yosmar reproduce alguna de las recetas más típicas del País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León, Galicia y reserva un capítulo especial para la gastronomía compostelana, donde no falta la tarta de Santiago y la queimada, incluido el conjuro original de Mariano Marcos Abalo traducido al inglés. Todo, a pedir de boca. De padres puertorriqueños y sangre gallega corriendo por sus venas por parte de sus bisabuelos, Yosmar dice sentirse fascinada por «la familiaridad de las personas de aquí. Son muy atentas y cariñosas. Me parece todo el mundo muy gentil y muy real, en un mundo cada vez más superficial». ¿A qué sabe el Camino para ella? «A algo casero, rústico y simple. De la tierra y del mar. Sabe a comida del día, fresca, esa que quieres cuando estás enfermo y te hace sentir mejor. Sabe a amistad, a compañerismo, a un recuerdo de las cosas que uno tiene que agradecer diariamente», contesta la instructora culinaria formada en la escuela de alta cocina Le Cordon Bleu de París y en la prestigiosa pastelería de Pierre Hermé. Casualmente, Yosmar se encuentra esta semana en Compostela. Aprovechando un viaje que tenía previsto a España, ha reservado unos días para seguir divulgando la gastronomía local, tal y como anuncia en su página web (Whisk and Spatula). Hoy mismo tiene previsto hacer una visita a la Praza de Abastos santiaguesa, «uno de los mejores mercados de España», afirma, seguida de una ruta de tapas; y mañana volverá a la plaza con otro grupo, al que dará a continuación un curso de cocina en el que enseñará a preparar desde tortilla española hasta empanada gallega, un menú que se degustará al final con vinos de la zona y orujo.

Petición de mano

En el Camino es testigo de cómo surge el amor, parejas y hasta compromisos, en algunos casos. Este es el caso de Amanda de Sousa Oliveira y Sean Tobin. El americano, de Nueva Jersey, hincó la rodilla izquierda en pleno Obradoiro, bajo el cielo estrellado, para pedir matrimonio a su pareja. Fue un momento especial que alguien fotografió y que los novios compartían a través las redes sociales, consiguiendo un reguero de likes y felicitaciones como respuesta. «El mejor regalo que podría haber recibido después de caminar 900 kilómetros por España. ¡Un momento que recordaré siempre! No puedo esperar a casarme con mi mejor amigo», publicaba ella. La historia de Sean está marcada por el Camino, por este y otros momentos. Hace dos años viajó a Europa para caminar 500 millas cara Santiago. Como compañeras de viaje, su guitarra y unas pocas libras. Cuando alcanzó la meta había ganado algo más que la compostela y decidió formalizar su compromiso con la música, como una forma de vida. Su primer álbum, This Midnight, salía a la luz el verano pasado y el segundo, Dreams & Black Caffeine, el mes pasado.

Petroglifos

En los últimos días, miembros del colectivo A Rula se desplazaron al yacimiento arqueológico de Bouza Badín para desarrollar allí una fotogrametría de los petroglifos de Dodro, de los más importantes de Galicia. «Isto nos permitirá nun futuro ver as rochas en tres dimensións e tamén ver con máis claridade os grabados», indicó el Concello, que colabora en los trabajos, al tiempo que agradeció a Alex Negreira, Luis Leclere, Pablo Sanmartín y otros miembros de la asociación cultural su implicación en la difusión del patrimonio.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
7 votos
Comentarios

Los sabores del Camino saltan el charco