La historia del Colón gallego sale de la pluma de un compostelano

Rodrigo Costoya presentó en Nueva York la primera obra de su trilogía


1 Quizá muchos estadounidenses no sepan quien fue Cristóbal Colón y lo que supuso su infructuoso viaje a las Indias, pero esto no quita que Rodrigo Costoya Santos, compostelano de adopción, decidiese presentar en la ciudad de los rascacielos su primera obra literaria, Portosanto. El enigma de Colón, que precisamente indaga en las diferentes teorías sobre su lugar de nacimiento y su verdadera historia. «La personalidad de Colón es un enigma aún a día de hoy y creo que merecía una novela en la que juego con las diversas teorías hasta lograr un texto que engancha a quien se atreve a iniciar una aventura por el siglo XV gallego». Con esta reflexión presentó Costoya su primer trabajo literario, que está editado en gallego desde el año 2017 y que hace apenas dos semanas ha visto la luz en castellano de la mano de la editorial Penguin Random House. El autor hizo esta reflexión en un rincón muy especial de la Gran Manzana: el Tomiño Taberna Gallega, el restaurante ubicado en Little Italy y cuya carta elaboró la restauradora compostelana Lucía Freitas.

Rodrigo Costoya, satisfecho con la repercusión que ha tenido la presentación de su primera novela, trabaja en la tercera parte de su trilogía. La segunda, titulada Misarela, aún no está publicada, pero goza del aval de haber sido finalista en la convocatoria del año pasado del premio literario Torrente Ballester, que promueve la Deputación Provincial da Coruña. La vinculación de este autor con la figura de Cristóbal Colón define solo una parte de su vida profesional, ya que este escritor, que en 1981 decidió instalarse en Galicia, es profesor de Educación Física, una profesión que le llevó a ejercer en el colegio Os Dices, de Rois y ahora en el IES Rosalía de Castro de Santiago. En su currículo también destaca su trabajo como preparador físico del Obra en el momento de su entrada en la liga ACB.

«Punto de conexión»

2 Medio gallega y medio cántabra. Así se define Verónica Hernán, artista que acaba de inaugurar en el centro empresarial del polígono del Tambre la exposición Punto de conexión. La joven ourensana fusiona pintura, escultura y fotografía en una propuesta que, explica, «no nació como un proyecto desde el comienzo, si no que recoge varios de ellos. Algunos han formado parte de otros colectivos, como una de las piezas que estuvo expuesta en la plaza de Abastos en un homenaje que se hizo desde la escuela Mestre Mateo a las trabajadoras del mercado». Eso sí, la polifacética artista reconoce que si tuviese que elegir una disciplina sería la escultura. Paredes, en Negreira

3 La conocida actriz Marisa Paredes se dejó ver y fotografiar en su reciente estancia en Galicia, acompañada por Chema Prado. Uno de los enclaves elegidos para disfrutar de su visita fue Negreira, un lugar que conoce muy bien por la amistad que le une con Salvador y Merche, propietarios del emblemático restaurante Casa Salvador. En esta ocasión y, por recomendación del chef Juan Mari Arzak, amigo personal de la conocida pareja y también de los hermanos Rogelio y Francisco Rial, de Casa Barqueiro, decidieron conocer esta casa y degustar algunos de sus platos de referencia: verduras, almejas, berberechos, xoubas, chuletón y su afamada tarta de queso.

Votación
0 votos
Comentarios

La historia del Colón gallego sale de la pluma de un compostelano