Este proyecto ha sido cofinanciado por

La comida gallega triunfa en Nueva York: «Comería pulpo todos los días»

Los neoyorquinos disfrutaron con la degustación organizada por el Galician Cinema and Food Festival


nueva york / E. La Voz

La sorpresa saltó el martes por la noche en el patio del Instituto Cervantes de Nueva York. Un voto casi por unanimidad declaró la sardinilla sobre una tosta de pan gallego la tapa favorita de los neoyorquinos que acudieron a la degustación organizada por el Galician Cinema and Food Festival, que cerró sus puertas cuatro días de promoción galaica en la Gran Manzana . «The sardine rocks», con esta expresión tan estadounidense sentenciaba Mark Fahrer, de 65 años, su crítica gastronómica de las delicias preparadas por la estrella Michelin Lucía Freitas junto al equipo del restaurante Tomiño. «Voy a considerar ofrecerlas en mis menús», añadía Fahrer, propietario de una empresa de cátering que sirve en eventos por toda la ciudad. Como empresario del sector gastronómico conoce bien el producto gallego, sobre todo, las conservas de mejillones y pulpo. «La técnica de enlatado es la mejor», concluye.

Pero también se acercaron a probar los platos gallegos, algunos novatos como Merry Timons y Ted Graham, dos amigos que nunca han estado en España. «Me quedo con la sardina, pero toda la comida que ha pasado por delante de nosotros era deliciosa», comentaba Timons, que tiene una especial predilección por el pulpo. «Lo comería a cualquier hora». Al contrario que Graham, que todavía no se ha acostumbrado a la textura gelatinosa del producto gallego por excelencia. Los dos amigos dieron con el festival el año pasado en una app de eventos gratuitos y no dudaron en repetir. «Esto es muy divertido», comentaba Timons, que ha prometido visitar Galicia pronto.

Por el patio del Cervantes corrió una degustación de empanada gallega de rodaballo, ventresca de bonito con tomate, brochetas de pulpo y pimientos de Padrón, mejillones con habas de Lourenzá y, de postre, como no, tarta de Santiago. Todo elaborado con conservas de Peperetes por Jose Andrés, Cabo Peñas, Portomar y Ramón Peña, y regado con vinos de las bodegas HGA con Regina Viarum, Altos de Torona y cerveza Estrella Galicia.

«Mi plato favorito han sido las alubias, no sé qué tenían, pero el sabor era fantástico», según Ivy Corona, que acompañaba a su amigo Herb Galán. Dos treinteañeros que tampoco han visitado nunca Galicia. «Un trozo de mar puesto sobre pan», apuntaba Galán sobre el plato estrella de la noche, patrocinada por la Consellería de Cultura y Turismo, así como del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca de la Unión Europea y la Secretaría Xeral de Emigración. «Me muero por ir y probar el marisco», soñaba Galán.

Los asistentes disfrutaron de la exposición de las fotografías del Camino de Santiago, realizadas por el fotógrafo Manuel Valcárcel. Y todo acabó con gaiteiro, queimada, conxuro y la sonrisa de los asistentes. «La comida ha estado genial, pero la gente es lo que lo hace todo maravilloso», palabra de Chad Bowser, chef del restaurante Spin, y uno de los veteranos asistentes al festival.

Votación
11 votos
Comentarios

La comida gallega triunfa en Nueva York: «Comería pulpo todos los días»