El teniente José Nieves: «Esto es como una gran guerra y solo podemos ir ganando pequeñas batallas»

Santiago Garrido Rial
Santiago Garrido LA PALMA | ENVIADO ESPECIAL

ESPAÑA EMIGRACIÓN

Santi Garrido

De origen gallego, es el jefe de Tráfico en toda la isla de La Palma. La lava del volcán de Cumbre Vieja ha llegado a unos veinte metros de su casa

26 sep 2021 . Actualizado a las 09:18 h.

El teniente José Nieves es gallego, y pasó más o menos la mitad de su vida entre Vigo y Lugo, pero la otra está en La Palma, a todos los efectos, personales y profesionales. Estos días, más que nunca, como jefe que es de Tráfico en toda la isla, y además forma parte del puesto de mando avanzado que coordina todas las fuerzas de seguridad, bajo el mando de un teniente coronel de Operaciones.

Son muchas horas de trabajo continuadas desde el domingo, y eso se nota. Recibe en el puesto de mando, siempre atento a comunicaciones de alguna emergencia que le hagan llegar. «Todas las unidades de la Guardia Civil estamos dando lo máximo que podemos dar», explica. Gestionar toda la circulación no es sencillo. «Tenemos que conjugar la parte de la desgracia de la gente con ese fenómeno del volcán que quiere venir a ver mucha gente. Ya nos ha pasado que se colapsó la única vía de comunicación en una zona, y estamos muy pendiente de que tenga una circulación fluida», señala.

Para una de ellas ya han pedido restricciones de tráfico y se lo han concedido, siempre para que no se obstaculicen más (posibles) evacuaciones. «Hay gente que no entiende que si viene a ver el volcán puede obstaculizar vías necesarias». ¿Y qué les espera ahora? «Esto es el día a día. Si me lo permite en terminología militar, y es que somos militares, esto es como una gran guerra y se van ganando batallas día a día».

El teniente es un afectado más, porque la lava ha llegado a su casa de La Manchas, y está a unos veinte metros. Si se desborda, no es que se llevará su vivienda, es que lo hará con toda la urbanización, en la que además residen cuatro compañeros. «La casa nos peligra a todos». Nieves, por cierto, está feliz en La Palma, y muy a gusto. «Me recuerda mucho a Galicia», dice. Además, por falta de paisanos tampoco es, porque solo en su unidad son seis agentes 

Bárbara y Javier fueron desalojados el domingo de Los Llanos. Viven ahora en la casa de los padres de él en Tazacorte, y preparan la caravana para un amigo.
Bárbara y Javier fueron desalojados el domingo de Los Llanos. Viven ahora en la casa de los padres de él en Tazacorte, y preparan la caravana para un amigo. SANTIAGO GARRIDO

Bárbara y Javier, desalojados de Los LLanos: «Tal vez tardaremos meses en volver a casa»

En Tazacorte, municipio costero más al sur de El Paso y Los Llanos, pero desde el que se ve (y se escucha) el volcán con nitidez, Bárbara y Javier, que son pareja, esperaban la caída de la tarde en una caravana, con una hermosa puesta de sol al fondo, y entre plantaciones de plátanos, que abundan en toda esta zona. Viven en Puerto de Naos (Los Llanos), o vivían, porque fueron desalojados ya el domingo. Desde entonces están en Tazacorte, en la casa de familiares de Javier, y la caravana la preparan para un amigo que la va a necesitar.