«Hay un componente geoturístico sin explotar en la Costa da Morte»

ENTREVISTA | Manuel Regueiro González-Barros, hijo y nieto de carballeses, presentó libro en Laxe

Inés Abelenda
Carballo / La Voz

Manuel Regueiro González-Barros (1956) es el presidente del Colegio de Geólogos de España desde el 2016. También es vicepresidente de la Unión Profesional, fue fundador de la oenegé Geólogos del Mundo y fue dos veces el máximo responsable de la Federación Europea de Geólogos. Regueiro reside en Madrid, pero su vida está muy ligada a la Costa da Morte, puesto que tiene raíces en Carballo y todos los veranos los suele pasar en Corme. El viernes presentó en Laxe su nuevo libro, llamado O Tesouro de Brando, que se publicó tanto en gallego como en castellano.

-Aunque vive en Madrid, está vinculado a Carballo.

-Mi padre es de Carballo y mi abuelo también. Fue un médico al que le dedicaron una calle. Como me llamo igual, puedo decir que tengo una calle en Carballo, aunque esté dedicada a mi abuelo [risas].

-¿Qué significa el título de su nuevo libro, «O Tesouro de Brando»?

-El nombre tiene que ver con Galicia. Es la historia de las personas que habitaron en la ría de Corme y Laxe hace cuatro mil años: cómo era su vida cotidiana, lo que veían y que cosas hacían. Esta es una ría que tiene muchos misterios, porque sabemos que estas personas existieron ya que dejaron grabados y petroglifos. El libro está basado en esa ciencia que explica qué significaban esos petroglifos y por qué los hacían. Es una novela histórica basada en hechos reales demostrados por la ciencia y yo le doy una visión más novelesca.

-¿Qué representa la portada de la novela?

-Es el mapa de la ría, su perfil y unos símbolos. Esa imagen que aparece no es la misma de la ría que teníamos hace cuatro mil años, es el mapa de hoy, no el del pasado. Lo que interesa de la obra es que el lector vaya descubriendo cómo era ese mapa del pasado, la vida cotidiana y la geología. Hay una relación muy directa entre la vida cotidiana de Brando y su entorno geológico. Me refiero a ella como una novela histórica porque se basa en hechos reales ya que los objetos están ahí.

-¿Podría avanzar alguna curiosidad geológica de la zona que aparezca en el libro?

-Un dato curioso es que en el neolítico se reciclaba. Muchos de los petroglifos que vemos ahora son el aprovechamiento de unas estructuras geológicas preexistentes. Es una mezcla de acción de la naturaleza y acción del hombre. Este sería el primer tipo de reciclado natural que se conoce.

-¿Qué interés geológico tiene la Costa da Morte?

-En la zona hay algunos afloramientos que son espectaculares. Sería algo fácil y bueno colocar explicaciones en alguno de ellos. Yo el otro día estaba en una playa de la zona de laxe. Era una playa de granito oriental y de repente vi unas manchas de rocas metamórficas que contrastaban con el granito. Una persona que va a la playa no se molesta en observar eso, pero si hubiese un cartel que explique lo que significa, cuándo se le inyectó el granito, de qué época es ese granito... La Costa da Morte tiene una variada geología y también un gran interés geológico. La duna de Balarés, que es una duna, el libro te plantea que el nivel del mar en la costa gallega estaba mucho más alto hace 125 años, con lo cual se formaban dunas enormes que, cuando los niveles del agua bajaron, se quedaron ahí, como es el caso de Balarés. Podía haber un cartel explicativo donde se dijese todo eso y enriquecería mucho la visita. Hay un componente geoturístico sin explotar en Costa da Morte.

-Los territorios de la costa gallega también tienen un gran atractivo para los geólogos.

-Recuerdo que hablando con una cantera por Pontevedra, les di un certificado cuando era profesor de universidad, diciendo que ese territorio había estado unido a los Estados Unidos hace millones de años. Esto se debe a que Galicia es el resultado de la colisión de dos continentes que provocó el mar. Estos territorios gallegos estuvieron unidos a lo que ahora se conoce como Estados Unidos, antes de la apertura del océano Atlántico. Este territorio es muy variado geológicamente: tiene fragmentos de esa corteza continental que separó los océanos previamente a la colisión. Por eso, para nosotros los geólogos, Galicia tiene los territorios más antiguos de la península ibérica respeto a la edad geológica. Para un observador normal son rocas, para nosotros es la historia del planeta en Galicia. Tiene maravillosos aspectos desconocidos que habría que poner más en valor. El hecho de que la geología sea como es en Galicia, ha afectado a la vida de las personas a lo largo de los años.

«En el libro, el lector podrá conocer la historia de la ría de Corme y Laxe»

O Tesouro de Brando no es la primera obra que publica Regueiro. El geólogo ya ha utilizado en otras ocasiones la ficción y las historias para acercar esta disciplina al público.

-Junto a su hija escribió el libro «¿Para qué sirve la geología?».

-Ese libro es el germen de mi nueva novela. Cuando lo escribimos, al principio pensábamos explicar que es lo que hace un geólogo en cada campo. Eso hicimos, pero luego, en cada capítulo, metimos una historia de un profesional de verdad que hizo eso en su trabajo. Cada capítulo es como una pequeña novela, como la de un geólogo que se fue a Mali u otro que estuvo haciendo cartografía en la República Dominicana. Son una serie de historias para cada caso, así los lectores no solo entienden lo que hace un geólogo, sino que también lo viven.

-¿Qué diferencia a «O Tesouro de Brando» de la obra que escribió con su hija?

-Esta es una novela en la que el lector se va a adentrar en un mundo ignoto. No se sabe mucho de esos años pero en la obra se hace una idea de que tipo de idioma pudieron hablar, por ejemplo, y se incluye un diccionario con términos que se basan también es aspectos científicos. El lector se adentra en los tiempos de hace cuatro mil años y vive la vida cotidiana de los hombres neolíticos de Corme y Laxe. En la segunda parte del libro, llega una arqueóloga a Corme que empieza a trabajar sobre los petroglifos, va descubriendo cosas y entendiendo cómo vivían.

-¿Qué va a descubrir la gente al leer el libro?

-Quien no supiera la historia de la ría de Corme y Laxe la va a leer. La arqueóloga se dedica a recorrer toda la ría, llegando hasta Malpica incluso, y va explicando cosas que la gente no sabía. Esto lo hace con la visión de una persona actual. Con la novela también pretendo demostrar que tenemos que cambiar ese punto de vista de que lo que vemos ahora es lo que siempre ha estado. Ese cambio de chip para ver el paisaje como era hace cuatro mil años es lo que hace que cambie el punto de vista del arqueólogo.

Votación
0 votos
Comentarios

«Hay un componente geoturístico sin explotar en la Costa da Morte»