Gaitas gallegas en el Primavera Sound

La organización del festival sorprendió al público subiendo al escenario a dos gaiteiras del Centro Gallego de Barcelona

ACTUACIÓN EN EL PRIMAVERA SOUND
ACTUACIÓN EN EL PRIMAVERA SOUND

redacción / la voz

Acaban de bajarse del escenario y todavía tiemblan de la emoción. Han pisado el mismo suelo por el que se paseará esa misma noche Miley Cirus y horas después Rosalía, la artista del momento. Por primera vez, las gaitas del Centro Gallego de Barcelona se estrenan en un circuito festivalero, más allá de las citas a las que están habituadas. Y fuera del repertorio habitual. Nada de muiñeiras. Lorena y Mila impactaron vestidas con el traje gallego regional, acompañando a la DJ B Flecha, la también gallega Belén Iglesias. Música electrónica y tradición en una fusión sorprendente que abrió el Primavera Sound. «Estamos muy contentos», resume el director del Centro, Carlos Mandianes, con el runrún de fondo del backstage, y recién terminada la actuación. «Ha sido distinto. Algo único», apunta Lorena Rancaño, catalana de nacimiento pero hija y nieta de gallegos. «Al principio, cuando nos vio salir, el público se quedó mudo, en plan ‘Pero ¿qué está pasando aquí?’», confiesa esta joven de 31 años que se arrancó con la gaita hace diez tras comprobar que su sonido le fascinaba.

Estas embajadoras de la cultura gallega disfrutaron por todo lo alto pero con una buena dosis de nervios: «Es que impone muchísimo. Hay un montón de gente aunque, la verdad, desde ahí arriba y con tanto humo, casi ni la ves», dice Mila Pérez, nacida en un pequeño pueblo de Ourense y emigrada a Barcelona con tan solo un año y pico. «Sin embargo, me siento más gallega que otra cosa», presume. Lleva desde los cuatro haciendo baile tradicional y tocando la gaita, desde los diez.

De cómo se gestó tan peculiar iniciativa da cuenta el responsable del Centro Gallego de Barcelona. «Yo llevaba tiempo buscando estar en el Primavera, porque mi intención es modernizar la entidad, que tiene 127 años, y este festival es ya un referente musical a nivel nacional. Entonces, el equipo de B Flecha se puso en contacto con nosotros y acordamos hacer algo juntos», explica. «Estuvimos más o menos un mes ensayando la pieza», precisa Lorena. Aunque el grupo de gaitas y pandereta de la agrupación lo componen dieciocho personas, ellas fueron las elegidas. «Pidieron solo chicas». Una especificación que casaba con el repertorio netamente femenino de esta edición.

Una oportunidad que les ha servido como plataforma para hacer contactos de cara al futuro. «En los camerinos de al lado tenemos a japoneses y mexicanos. Les ha encantado», asegura Mandianes, que tiene claro que si el año que viene vuelven a tocar a su puerta, regresarán. «Nuestro objetivo prioritario es dar a conocer la cultura gallega, que está viva, adaptándola a los nuevos tiempos. Y salirse del estándar, como hemos hecho esta vez, es una manera de hacerlo».

Lorena y Mila jamás olvidarán lo vivido la noche del viernes. Como el día en que el programa Caiga quien Caiga las llamó para recibir con gaitas a la política Rosa Díez, que visitaba la Universidad Autónoma tras haber pronunciado la polémica frase «‘gallego’ en el sentido más peyorativo de la palabra», recuerdan.

Votación
0 votos
Comentarios

Gaitas gallegas en el Primavera Sound