Fermín López: «Gústame o contacto co deportista: coñecer a súa historia e axudarlle»

Atletas del Atlántico | Este baiés dejó de trabajar para Rafa Nadal para seguir creciendo profesionalmente


carballo / La Voz

El entrenador personal Fermín López Agra es de esas pocas personas que puede decir que dejó de trabajar para Rafa Nadal con el fin de seguir creciendo profesionalmente. Sí, el tenista español que está entre los mejores de la historia y que tiene un Sports Centre con su nombre en su Manacor (Mallorca) natal, entre otros. A este chico siempre le gustó el deporte y así fue que decidió entregarle su vida practicándolo pero, sobre todo, ayudando a otros a mejorar. Fermín nació en Berna (Suiza) en 1985, fruto de la emigración de su padre, de A Ponte do Porto, y de su madre, de Baio. Fue a los ocho años cuando regresaron a la Costa da Morte, recalando en la parroquia zasense.

El taekuondo, el fútbol sala y el fútbol fueron sus deportes de la infancia y de la adolescencia. No obstante, al cumplir la mayoría de edad descubrió su verdadera pasión, las Ciencias del Deporte: «Xa con dezaseis anos tiña a idea de estudar Ciencias da Actividade Física. Levábame moi ben co profesor de Educación Física do instituto [Juan Díaz, del Maximino Romero de Lema]. Víao como un reflexo do que quería ser. E el tamén viu en min que era iso o que tiña que estudar. Axudoume moito, xunto co outro mestre, Marco, e así foi como estudei INEF na Coruña», explica Fermín. Esto solo fue el inicio de una larga formación, pues se especializó en Actividade Física e Saúde; hizo, también, el máster de Profesorado de Educación Secundaria, y se sacó el título de entrenador nacional de atletismo y triatlón. Todo ello le sirvió para comenzar a trabajar en el Coruña Sports Centre como entrenador personal, además de llevarle la preparación física al tenista número dos de España cadete, Luís Fernández, y de ser pieza clave en la escuela de espalda de Inditex. Hasta que un día empezó a mandar currículos para cambiar de aires, con tan buena suerte que lo cogieron en las instalaciones deportivas del mejor tenista español en las Islas Baleares.

Una decisión importante

«Botei dous anos alí e non teño ningunha mala palabra. Pero eu buscaba un crecemento profesional que non atopei, xa que o centro non só se dirixía ao rendemento de grandes deportistas senón tamén ó turismo, como é lóxico nas illas», dice. Así es cómo el baiés explica la que fue una de sus decisiones más importantes. Decirle que no a un grande como Nadal. «Tiven a oportunidade, incluso, de ir para a Academy [otro centro del tenista], pero considerei que era o momento para comezar a facer isto por min mesmo», añade. En su determinación también influyó el hecho de poder viajar a su tierra con más frecuencia, cuenta, ya que requería de permisos especiales para poder hacerlo. Del maestro, solo tiene buenas palabras: «A nivel persoal, levábame moi ben con Nadal. Coñeciámonos de ti a ti ao adestrar no ximnasio no que eu traballaba». «De tenis, pouco aprendín del porque son moi patoso nese deporte», confiesa entre risas.

Ahora es autónomo. Da clases en un gimnasio de Manacor; lleva la preparación física de varios deportistas y clubes; trabaja en la recuperación de lesiones de clientes que le deriva un fisioterapeuta y hace trabajos de relajación integrados dentro de un programa de agroturismo. «Gústame moito o contacto co deportista: coñecer a súa historia e axudarlle. Especializarte nunha cousa resulta, ás veces, aburrido«, comenta. También está recuperando su condición física de aquellos años en los que hizo dos medios ironmans y cuatro maratones: «Sempre me gustou correr, sobre todo en montaña. Agora fago as carreiras máis por entender ó deportista que por min».

Sus planes en un futuro son opositar, hacer un máster de prevención de lesiones y regresar a Galicia. La última meta, al menos, ya la hizo en el pasado mes de marzo, al correr en Vimianzo la pedestre del Circuíto Correndo pola Costa da Morte: «Paréceme una iniciativa estupenda. Sempre dixen que había que facer algo así na comarca e agora témolo e de moito nivel. O que máis me gusta disto é que moita xente que coñezo que antes non corría, agora faino, incluída miña nai».

Votación
9 votos
Comentarios

Fermín López: «Gústame o contacto co deportista: coñecer a súa historia e axudarlle»