Chorizos El Miño, confiscada en 1962 a Severino Abuín, es hoy Cubanacátering

MARTÍN FERNÁNDEZ

INTERNACIONALIZACIÓN

La planta de donde sale ahora el fiambre para los aviones de Cuba
La planta de donde sale ahora el fiambre para los aviones de Cuba martin fernandez

El emigrante lucense fundó en 1925 la empresa. El régimen de Castro se la incautó y la convirtió en la planta donde fabrica el embutido y fiambre para los aviones cubanos

07 sep 2021 . Actualizado a las 11:37 h.

El chorizo siempre estuvo presente en la cultura gastronómica de Cuba. A principios del siglo pasado, eran célebres los llamados trevijanos de la empresa Trevijano, Armas y Cía. Pero los de mayor fama, prestigio y consumo fueron Chorizos El Miño, de la firma Abuín, López y Cía fundada por el lucense Severino Abuín en 1925. Llegó a contar con 50 trabajadores y se radicaba en Calzada de Ayestarán 361 de La Habana.

Abuín nació en Lugo en 1904 y emigró a Cuba en 1920. Comenzó de cajero y luego fue vendedor de una compañía importadora. En 1925 creó su propia empresa, Chorizos El Miño. El negocio le fue bien y en 1930 amplió instalaciones y se casó con la lucense Generosa Varela.

martin fernandez

En 1947, Abuín construyó una nueva planta en La Habana y comenzó a exportar productos cárnicos a Estados Unidos. Los chorizos iban enlatados en manteca de cerdo, en latas grandes para restaurantes y tiendas y en más pequeñas para consumo del hogar. La fachada de su edificio en la calle Ayestarán se convirtió en una gran vidriera en la que exhibía sus productos. Llamaba la atención por su pulcritud, sus enchapes de mármol y granito y sus grandes paños de vidrio.

En 1962, el castrismo le confiscó la fábrica y regresó a Galicia. Sólo estuvo un año y se marchó a los Estados Unidos para volver a empezar de cero. Se asoció con una empresa de salchichas de New Jersey y en 1969 —con 65 años cumplidos— se independizó. Construyó en la ciudad de Elizabeth su propia empresa, denominada 814 Américas Inc., y siguió elaborando chorizos El Miño y otros productos al estilo español. La firma, que hoy continúa en funcionamiento, destaca en su web que produce «con el mismo orgullo, empeño, calidad y dedicación de toda una vida del señor Severino Abuín». Las instalaciones que le confiscaron en La Habana son hoy sede de Cubacátering, fábrica cubana de embutidos y fiambres para consumo de pasajeros de avión.

 Mucha aceptación

Los chorizos El Miño, de Severino Abuín, tienen particular aceptación en Estados Unidos, Cuba y Puerto Rico. Los gallegos que visitan esos países y los encuentran, se sorprenden pues se trata de un producto de la tierra pero, en este caso, fabricado en los Estados Unidos, concretamente en la ciudad de Elizabeth, Nueva Jersey. Salen al mercado de la mano de la empresa 814 Américas Inc. en la que el recuerdo del gran emprendedor lucense sigue muy presente. Tanto es así que, a pesar de la nueva denominación de la compañía, siguen añadiendo la frase «formerly know as S. Abuín Packing» para que quede claro que los chorizos galaico-norteamericanos continúan haciéndose con la misma calidad e iguales ingredientes que determinara su fundador.