Las cocinas gallegas de alta gama que triunfan al otro lado del Atlántico

Mobalco, que apostará por madera autóctona de calidad en sus nuevas colecciones, ha logrado compensar las pérdidas del «brexit» con las ventas en Estados Unidos


No ha sido un año fácil para ninguna empresa. Pero la presencia en los mercados internacionales es lo que le ha permitido a algunas ir superando las dificultades poco a poco. Es el caso de Mobalco, la firma gallega de cocinas de alta gama, con sede en A Pobra do Caramiñal, que ha visto perder una buena parte de sus ventas en el Reino Unido debido al «brexit», pero que ha podido compensarlo con el crecimiento en el mercado de Estados Unidos. Fundamentalmente en Filadelfia, Nueva York y Miami. « Nuestra previsión es que cerraremos el año con un incremento en la facturación del 22 %, que alcanzaremos una cifra en el entorno de los 4,4 millones de euros y 50 personas en plantilla», explica Francisco Davila, el consejero delegado de la compañía.

La empresa está ahora centrada en nuevos proyectos. Por ejemplo, el lanzamiento para enero del 2021 de las nuevas colecciones, que incluirán la sustitución de todas las maderas que actualmente provenían de Estados Unidos, Canadá y en menor medida de Ghana, por maderas europeas, a ser posible de Galicia, en función de la disponibilidad del mercado. El castaño tendrá un especial protagonismo en nuestra nueva propuesta. «Es una de las maderas que más ampliamente cumple con todas las condiciones, tanto sociales, económicas y ecológicas para la fabricación de productos sostenibles. Es una especie noble por excelencia que enriquece extraordinariamente el suelo en el que vive. Se dice que en la época romana los castañares ocuparon en España unas 150.000 hectáreas. El castaño aporta además un gran valor añadido en zonas rurales», apunta Francisco Davila.

La empresa gallega lleva tiempo avanzando en materia de sostenibilidad y hace siete años que obtuvo el certificado de huella de carbono. Se trata de un indicador que mide cuánto dióxido de carbono se necesita para fabricar un producto. Esto significa que Mobalco puede cuantificar las fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero y las medidas a adoptar para reducirlas. En este análisis, el transporte de las materias primas tiene una gran importancia. Utilizar productos extraídos o fabricados en un radio lo más próximo posible al punto de fabricación reduce considerablemente las emisiones de CO2 y su impacto ambiental.

«Estamos viviendo un momento histórico, de transición a un nuevo modelo de sociedad, y nuestros valores están totalmente alineados con los objetivos de una economía verde y sostenible, hacia donde irremediablemente nos encaminamos. Después de mas de 20 años apostando por la economía circular nos encontramos en una situación excepcionalmente favorable a nuestra filosofía de empresa y eso nos permite partir de una posición privilegiada», apunta Francisco Davila.

Mobalco acaba de incorporar la Certificación en Ecodiseño (Huella ambiental calculada), única en su sector, y que le está permitiendo acceder a proyectos muy importantes con requerimientos específicos. Es el caso, por ejemplo, de Madrid, donde la empresa gallega está encargándose de ejecutar las cocinas en un bloque de viviendas de lujo en pleno barrio de Salamanca; en Andorra, donde trabaja en un edificio singular proyectado por el premio Priztker, Jean Nouvel, o en la propia comunidad gallega, donde está trabajando en varios proyectos residenciales en la capital.

Votación
0 votos
Comentarios

Las cocinas gallegas de alta gama que triunfan al otro lado del Atlántico