El vermú Arnao, de Castillo San Damián, se hace un hueco en el mercado nacional

Pese a la pandemia se comercializan ya en torno a 10.000 botellas al año


ribadeo / la voz

Tiene poco más de un año de vida (salió al mercado en el Ribadeo Indiano de 2019), pero en este tiempo ya ha logrado hacerse un hueco que crece día a día, lento pero constante en una carrera de fondo, en el mercado nacional. Es el vermú Arnao de Castillo San Damián-Discosta Norte, la bodega de Ribadeo fundada en 1977 en cuyas instalaciones en Dompiñor cuenta con una capacidad de almacenamiento de alrededor de un millón de litros y dispone de una fábrica de embotellamiento capaz de producir 6.000 botellas a la hora.

La pandemia, con el enorme impacto en la hostelería, ha afectado a su actividad en un año atípico en el que las buenas noticias para Discosta han llegado de su tienda (que ha mantenido una notable actividad), de su línea de vino Mangante y, singularmente, del vermú Arnao. Los confinamientos han elevado la demanda de esta bebida para servir de aperitivo: «Levaremos en torno a 10.000 botellas nun ano, que é unha cifra considerable porque o vermú non é viño. Temos o mercado noso tradicional en Galicia e Asturias, pero xa estamos mandando a toda España. A demanda do vermú Arnao está en franco crecemento», apunta José Antonio Veiga, gerente de Discosta Norte.

Arnao es un vermú producido en Ribadeo. Con un sabor dulce y cremoso, tiene toques a fruta y un carácter atlántico que le confiere su base de vino godello, hierbas aromatizadas y especias. Además de por su sabor, destaca por su imagen, fresca y juvenil, que le ayuda a posicionarse frente a sus competidores, con una botella que habla del lugar y de la historia (se reproducen dibujos del faro de Illa Pancha, una rosa de los vientos, barcos en referencia a la emigración, sombreros panamá, pulpos, estrellas de mar, nudos marineros...), con una paleta de colores muy vivos, que rompe con la imagen tradicional de los productos del sector.

Expectativas

«O traballo consiste en ir abrindo mercados, porque onde o vermú entra, gusta. Temos un bo produto, en imaxe, sabor e calidade, e así é máis sinxelo, pero hai que traballalo porque hai moita competencia», añade José Antonio Veiga. Y los frutos se están viendo: «Imos por enriba das nosas expectativas, tendo en conta o covid. Estamos entrando en Cataluña, en Madrid... para particulares e hostalería, e estamos empezando. Esperemos que siga así. A nosa experiencia de venda e a rede comercial que temos sen dúbida axuda, pero cando imos fóra de Asturias e Galicia o que facemos é explorar, pero pouco a pouco imos meténdonos».

Una verbena de ofertas para cerrar el año, con vino de regalo si se paga con panchas

«O vermú Arnao está saíndo moi ben para as festas. Está sendo a estrela e recibimos moitos encargos de estuches, porque gusta e ten unha imaxe moi bonita», apunta José Antonio Veiga.

Además, Discosta ha lanzado una destacada oferta para este final de año, con descuentos añadidos y regalo de vino si se paga con panchas (la moneda virtual de Ribadeo, que supone un ahorro de un 25 %). «Así conséguese un dobre aforro», añade Veiga.

Por ejemplo, por cada dos botellas de Coto Mayor se obtiene una de regalo; por cada dos de Vinea, otra de regalo; por cada cinco de Coto de Imaz, la sexta sale gratis; por cada compra de seis botellas con denominación de origen, el cliente se lleva gratis una de Rioja Tunante o de Cresta Real Verdejo. Otras ofertas son: por cada cinco botellas de Mangante, mencía, rioja o albariño, se obtiene la sexta de regalo; en licores (hierbas, tostada, café, orujo y crema), por cada cuatro botellas, la quinta sale gratis, y en la ginebra The Tinkie Apple Gin se aplica un descuento del 5 %, el mismo que en el producto estrella de Navidad, el vermú Arnao.

Finalmente, en el caso de los estuches también hay ofertas, como en toda la gama de Coto, donde solo se cobra el vino, no las copas que se incluyen.

Votación
0 votos
Comentarios

El vermú Arnao, de Castillo San Damián, se hace un hueco en el mercado nacional