Copasa rehará una autovía sueca que une varias islas con Estocolmo

La compleja obra tiene un presupuesto de más de 30 millones


Ourense / La Voz

El mapa del mercado internacional de la constructora gallega Copasa tiene un nuevo punto marcado en rojo. El grupo extiende su área geográfica de actuación hacia el norte de Europa con la adjudicación de su primera obra en Suecia. Allí acometerá la reconstrucción y ampliación de una carretera y dos puentes que comunican el ayuntamiento de Ekerö y la capital, Estocolmo. La obra se centra en un complejo tramo de 4,2 kilómetros. La nueva autovía tiene un plazo de ejecución de 39 meses y un presupuesto de 31,3 millones de euros.

La actuación más sensible será la ampliación del puente de Nockeby. La carretera actual, de tres carriles de circulación, se amplía hasta los cuatro. Al mismo tiempo, la senda para peatones y ciclistas se reconstruye de manera integral para moverse hacia el lado sur de la carretera. La obra se ejecutará en un área muy sensible y de alto valor natural y cultural (dentro de las islas de Lovön y Kärsön, en el lago Malarën), que goza de una protección especial por parte de las autoridades medioambientales de Suecia. Sin ir más lejos, los trabajos se desarrollarán también en las inmediaciones del palacio de Drottningholm, que con sus edificios circundantes y sus jardines forma parte de un conjunto declarado por la Unesco como patrimonio de la humanidad desde el año 1991. Actualmente es residencia privada de la familia real de Suecia.

Entre las intervenciones incluidas en el proyecto, cuyo proceso de licitación se prolongó durante casi año y medio, destaca la ampliación de dos puentes, además de la sustitución de los aparatos de apoyo de sus tableros. Se llevará a cabo también la renovación de la señalización horizontal y vertical, la iluminación y diversas actuaciones de integración medioambiental y de urbanización.

El desembarco en Suecia de Copasa completa un año 2020 en el que la empresa que preside José Luis Suárez se ha adjudicado también un tramo del llamado ferrocarril del Istmo, que cruza México para crear un acceso ferroviario a los puertos de Salina Cruz y Coatzacoal, y que permitirá comunicar el continente asiático con la costa oeste de Estados Unidos. Copasa rehabilitará 146 kilómetros de vía y corregirá otros 56 por 140 millones de euros.

El AVE a California

Tras su experiencia en el AVE a La Meca, la ourensana Copasa se encuentra, junto con Acciona, entre los precalificados para la construcción de la línea de alta velocidad a California. Será la primera línea de AVE en servicio en Estados Unidos y conectará en una primera fase San Francisco con Los Ángeles, con un presupuesto de 1.600 millones de dólares. La previsión es que esté adjudicada ya este mismo año. En el futuro más próximo, la constructora gallega también está en la pelea por hacerse con el proyecto de construcción de una depuradora en Omán, en la ciudad de Al Misfah. La infraestructura incluye una tubería de 18 kilómetros y contará con una capacidad para tratar 40.000 metros cúbicos diarios.

Copasa, que facturó 314,12 millones en el 2019, tiene en el mercado internacional el 40 % de su cifra de negocio.

Copasa «sopla» la arena que se acumulaba en el AVE a La Meca

D. Casas

La gallega resuelve el principal escollo del mayor contrato internacional de la historia de las empresas españolas

La gallega Copasa acaba de resolver el principal punto débil del megaproyecto ferroviario del AVE a La Meca: limpiar la arena que se acumula en las traviesas de las vías y que, desde que entraron en circulación los trenes de alta velocidad hace menos de dos años, dificultaba el tránsito de los convoyes que recorren los casi 500 kilómetros que separan las ciudades de Medina y La Meca, en Arabia Saudí. Una máquina autopropulsada a la que se le han incorporado carros de soplado, elimina los áridos entre los raíles. Por las noches, para no interrumpir la línea de circulación. Se trata de una tecnología propia, diseñada en el tiempo récord de tres meses, mediante el reaprovechamiento de los trenes bateadores cuya vida útil había concluido con el fin de las obras.

Seguir leyendo

Votación
0 votos
Comentarios

Copasa rehará una autovía sueca que une varias islas con Estocolmo