Copasa entra en Polonia y Bolivia con renovaciones de vías férreas y carreteras

Los contratos de obras internacionales suponen ya más del 60 % de todo el negocio del grupo constructor ourensano

.

redacción / la voz

El grupo constructor Copasa prosigue con su plan de internacionalización, ese que le ha permitido tener ya presencia -en solitario o en unión con otras empresas- en una veintena de países entre América Latina, Asia occidental y Europa. Uno de los últimos mercados a los que ha accedido es Polonia, país que ha iniciado una profunda renovación de infraestructuras -cuenta con desembolsar 1.700 millones de euros en cinco años-, y que estaba en el punto de mira de la firma ourensana desde hace tiempo. La compañía que preside José Luis Suárez se estrena en ese país con la renovación de una línea ferroviaria, la 353, entre las ciudades de Eylau y Olsztyn, en el noroeste del país. Copasa acudió a la licitación -a cargo del gestor público de ferrocarriles de Polonia- en consorcio con la catalana Construcciones Rubau, y se impuso en el proceso con una oferta de 18,4 millones de euros. Se trata de renovar y transformar este tramo de vía doble, de 80 kilómetros, con el objetivo de facilitar que los trenes puedan circular a una velocidad de 120 kilómetros por hora, con el cambio de instalaciones eléctricas, catenaria, andenes...

Copasa accede a este país, y para esta obra, en buena medida por la proyección internacional que le ha dado su trabajo en el tren veloz entre Medina y La Meca, en Arabia Saudí, que se ha estrenado este año. Participó en la construcción de dos terceras partes del tendido y se encargará del mantenimiento de la vía durante doce años. Antes había participado en el terreno doméstico, en varios tramos del AVE.

El segundo nuevo mercado al que llega la compañía es Bolivia, el octavo país en el que pone una pica en el continente americano. Se encargará de construir una carretera de 50 kilómetros entre las localidades de Nazacara e Hito IV, uno de los tramos más importantes del departamento de La Paz por formar parte de una ruta que permite acceder a importantes mercados a través de varios puertos del Atlántico y del Pacífico por Brasil y Perú. Se ha llevado la obra por 48 millones de euros.

Con estas contrataciones, la cartera mundial de Copasa supone ya el 62 % de todo su negocio. Al cierre del 2017 tenía un volumen de obras de 1.590 millones de euros, de los que 991 se corresponden a actividad en Brasil (está levantando un anillo-circunvalación en São Paulo por 245 millones), México (obras en el puerto de Veracruz por 115 millones), Chile (un hospital) o Uruguay (una carretera de 300 kilómetros).

El grupo acaba de completar, además, una emisión de 40 millones de euros en bonos (es la tercera vez que lo hace) en el Mercado Alternativo de Renta Fija, con una alta colocación entre inversores internacionales.

Votación
0 votos
Comentarios

Copasa entra en Polonia y Bolivia con renovaciones de vías férreas y carreteras

Este proyecto ha sido cofinanciado por