Un derbi contra la morriña en la liga de Nueva York

DEPORTISTAS

En la Cosmoleague americana se midieron dos equipos con futbolistas gallegos

17 abr 2021 . Actualizado a las 14:45 h.

El pasado fin de semana, bajo el puente Robert F. Kennedy, en Nueva York, disputaban el balón David Formoso y Eddie Lijó. Y desde los banquillos del campo de fútbol de Randall’s Island, dirigían a sus equipos los Lago y Javier Caamaño. Por los apellidos, podría parecer un domingo más de partidos frenéticos en la Liga da Costa, pero no, fue el derbi que enfrentó al Club Deportivo Iberia y el NY Galicia, que compiten en la Cosmopolitan Soccer League de la ciudad neoyorquina, con casi un siglo de vida tras de sí.

«Es una liga, digamos, amateur. Y tanto el Iberia como nosotros estamos adscritos a lo que sería la tercera división. Habíamos jugado amistosos antes, pero este fue nuestro primero partido oficial», explica Caamaño, de 33 años. Él nació en los Estados Unidos después de que sus padres, siendo poco más que unos adolescentes, emigrasen al otro lado del Atlántico desde Carnota y Lira. Una vez al año, Caamaño regresa a la tierra de sus antepasados porque no olvida sus raíces.

Hay gallegos en el Club Deportivo Iberia y también en el NY Galicia. Lo difícil era, pues, que tras el encuentro no hubiese un tercer tiempo con tapas y cerveza fermentada en A Grela. «En el Iberia, de los 24 que tienen ficha, 17 son españoles y entre ellos hay 11 gallegos», explica David Lago, muradano que a sus 40 años puede presumir de haber sido jugador, presidente y director técnico del Iberia. «Un multiusos», dice riendo. Los dos equipos están conectados por la Casa de Galicia, del barrio de Queens. Y con el paso de los años, ambas plantillas han ejercido de imán para jugadores de otras nacionalidades, como latinoamericanos e incluso algún turco.

Es una de las peculiaridades de la Cosmoleague, donde muchos de los equipos recogen denominaciones que aluden directamente a la emigración. En la categoría del NY Galicia compiten, por ejemplo, el Aurora FC —compuesto mayoritariamente por jugadores de origen chino—, el NYC Afghanistan o el Panatha USA —con raíces griegas—. «En esta liga, el 70 % de los equipos tiene un componente étnico. Hay bastantes de origen irlandés y albanés, antes había muchos italianos... Ahora, hay pocos que estén integrados al 100 % por ciudadanos de un mismo origen, pero a casi todos les pasa como a nosotros, que volvemos a casa dos o tres veces al año», razona Lago. Es decir, que a falta de Galicia, bueno es el fútbol para combatir la morriña.

«En los partidos hay que jugar para ganar; luego se trata de disfrutar»

El derbi entre el NY Galicia y el Club Deportivo Iberia se saldó con un triunfo por 3-1 para los segundos. Javier Caamaño, técnico y jugador a la vez, lo vio en esta ocasión desde el área técnica. «Yo suelo jugar de defensa. Pero es mucho más difícil dirigir desde el centro de la cancha», explica.