El pontevedrés que desayuna con Ansu Fati y sueña con ser Ter Stegen

El jugador, de 18 años, acaba de ser convocado con la selección sub-19


pontevedra / la voz

Jorge, Coke, Carrillo llamó el lunes a uno de sus entrenadores en el Pontevedra, David Montes, para ver cómo estaba el equipo después de caer contra el Compostela. El técnico que lo dirigió en la base granate, pero también en el AJ Lérez antes de ser si quiera infantil, no desperdició la ocasión para preguntarle: «¿Sigues engañando a todos, verdad?». Esa frase es una especie de código privado que se traduce en un «sigue haciéndolo así de bien».

La calidad del portero le llevó a fichar por el Barça con 16 años y a estar convocado con la selección nacional sub-19 junto a otros dos gallegos: Gabriel Veiga y Nico González. Ya había estado con el combinado nacional cuando era cadete. Ahí empezó un despegue deportivo que se venía gestando desde que era muy pequeño. «Recuerdo que cuando era infantil participamos en un torneo en Marín y paró dos penaltis.

Desde ahí muchos ojeadores de grandes clubes, uno de ellos era Amador, se comenzaron a fijar en él», explica David Montes, que habla semanalmente con el portero del Barcelona juvenil. Le es difícil decir una cualidad que le haya hecho el objeto de deseo de los principales equipos del país. «Su humildad dentro y fuera del campo», apunta el técnico. Quizás pueda parecer un tópico, pero en su entorno reconocen que es lo que mejor lo puede definir. «Este año está teniendo más minutos, esta siendo el portero titular que juega los partidos importantes, pero si fuese suplente le pondría el mismo empeño. Es un deportista que se queda con lo bueno, que sabe escuchar para mejorar», apunta este entrenador. Coke está en La Masía desde hace dos años y aunque el fútbol es el epicentro de su vida en estos momentos, también espera poder empezar a estudiar muy pronto en la Universidad.

Entre entrenamientos y deportes transcurren sus días en Barcelona, donde espera seguir creciendo para dar el salto algún día al primer equipo. Tiene un ejemplo muy próximo. Su amigo Ansu Fati triunfa ahora con el primer equipo, pero sigue haciendo su vida en la ciudad deportiva y formativa del Barça. «Entrenan a diario y además hacen trabajo específico de porteros, le adaptan los estudios a las sesiones», apunta su ex entrenador. En la cabeza de Coke Carrillo está ser como Ter Stegen. No porque sea le portero del Barça -que también- sino ya antes de ser blaugrana en el forma, lo era en el fondo. Admiraba de él su tranquilidad bajo palos, a lo que David Montes añade: «Nos metíamos con él y le decíamos que era muy flojo con los pies y eso en el Barcelona es muy importante, quieren porteros que jueguen».

Cuando la selección cadete lo vino a buscar a Pontevedra reconoció que «estaba en shock». Esa fue la llave para dar el salto al Barça meses después. No llegó a acabar la temporada en el Pontevedra cadete cuando hizo las maletas para irse a La Masía. Y esa no fue su única opción. El Real Madrid tenía casi cerrada su incorporación ese mismo año, cuando casi sin contarlo el Barça se interesó por él y el proyecto convenció a Coke y a su familia.

Votación
0 votos
Comentarios

El pontevedrés que desayuna con Ansu Fati y sueña con ser Ter Stegen