Blanca Millán reaparece en Maine con 30 puntos y 14 rebotes

La jugadora compostelana es la número 32 en la lista histórica de anotadoras de su Conferencia


Blanca Millán es ya uno de los grandes referentes de todos los tiempos en el equipo de las Black Bears de la Universidad de Maine. Está en su quinta temporada porque la pasada campaña sufrió una grave lesión de rodilla en la sexta jornada de Liga. Esa contingencia le permitió acceder a un permiso para extender su etapa en la liga universitaria un año más de los preceptivos. Y sigue engrosando estadísticas como antes del percance.

La jugadora compostelana reapareció ante la Universidad de Providence, a domicilio, con el quinto doble doble de su carrera: 30 puntos, 14 rebotes y 3 asistencias en 37 minutos de juego. Su equipo ganó con autoridad: 48-62. Y con esos 37 puntos se sitúa ya en el puesto trigésimo segundo de la lista de anotadoras históricas en la America East Conference.

Para Blanca Millán, lo mejor del partido fue comprobar que podía rendir a su mejor nivel: «He tenido buenas sensaciones, algo que esperaba porque no he dejado de trabajar desde que me lesioné, primero con la rehabilitación y luego entrenando sola y en equipo. Me estaba encontrando fuerte en las sesiones y, aunque siempre existe una duda, al final el partido es un reflejo de los entrenamientos con un poco más de intensidad».

Al echar la vista al frente, lo primero que pide es salud: «Para la temporada espero, sobre todo, que nos respeten las lesiones que últimamente han asolado al equipo. También deseo poder jugar todos los partidos, porque el nivel de incertidumbre es alto. Empezamos la liga antes para poder recuperar encuentros en caso de positivos de covid-19. Y espero, como siempre, seguir trabajando como equipo para obtener los mejores resultados. A nivel personal, lo que siempre digo, trabajar y trabajar para mejorar individualmente y así ayudar al equipo lo máximo posible».

Sin partidos en casa

La pandemia, como en casi todas partes, ocasiona restricciones de público. En el caso de Maine son estrictas, hasta tal punto que el equipo no puede jugar como local: «No se permiten más de 50 personas y, en los partidos, la cifra mínima siempre es superior entre jugadoras, cuerpos técnicos y médicos, árbitros, auxiliares de mesa, miembros de los equipos de retransmisión, etcétera». Es un contexto que ya está asumido: «Será una liga atípica, sin nuestra afición, que es un apoyo inmenso, y jugando fuera, en canchas que si tendrán público en mayor o menor número. En todo caso, ahí estaremos para entregarnos al máximo».

Blanca Millán es la veterana del equipo, la que presenta los mejores números. Pero su discurso no cambia: «Cada una tiene su papel y asume la responsabilidad que le toca, yo siempre estoy a disposición del cuerpo técnico y de mis compañeras. Dónde me necesiten, allí estaré, en la pista y en el vestuario». Predica con el ejemplo.

Votación
15 votos
Comentarios

Blanca Millán reaparece en Maine con 30 puntos y 14 rebotes