Irene Gómez se marcha a la Blume para impulsar su carrera

La promesa del lanzamiento de martillo entrenará con Carlos Revuelta


vigo / la voz

Irene Gómez cambia Vigo por Madrid. La promesa del lanzamiento de martillo femenino quiere dar un paso más en su carrera y solicitó entrenar a partir de septiembre en la Residencia Blume a las órdenes de Carlos Revuelta. Atrás quedan cuatro años con José Manuel Hermida, para quien se deshace en elogios.

El pasado mes de abril, en pleno confinamiento, Irene Gómez (Vigo, 2002) decidió dar un paso adelante en su carrera deportiva y envió la solicitud como externa a la Residencia Blume. Su objetivo es doblar entrenamientos, dedicarle muchas más horas al atletismo y al mismo tiempo poder estudiar una carrera. «Quería empezar a doblar y aquí las instalaciones solo abren por las mañanas y a unas horas muy limitadas. Quería centrarme más en entrenar, en aumentar sesiones, y aquí sería mucho más complicado que en Madrid, en donde hay una instalación que abre todo el día, que da muchas facilidades y que tiene la universidad al lado», comenta. Todo, sin descuidar la faceta académica. Estudiará una carrera relacionada con la economía (Gestión Pública, Relaciones Laborales y Económicas están en la terna).

En la Residencia Blume entrenará a las órdenes de Carlos Revuelta, un técnico valdeorrés afincado en Madrid, un entrenador que goza del crédito de todos los estamentos del atletismo y del que Irene tiene buenas referencias por otros atletas.

Pendiente de recibir la admisión de su solicitud como externa, ya tiene un piso cercano a su nuevo centro de estudios y entrenamiento, y su idea es marcharse a Madrid a principios de septiembre para ultimar la puesta a punto de cara al campeonato de España absoluto, que será en Getafe a mediados de mes, el estatal de su categoría (sub-20) a celebrarse en el mes de octubre y el absoluto por federaciones en el que Irene seguirá defendiendo los colores de Galicia. Del mismo modo mantiene su ficha con el Valencia Sports, al que llegó esta temporada.

Mientras tanto, seguirá trabajando cuatro días por semana en las pistas del CGTD de Pontevedra y dos días más en el cámping de Nigrán, en donde pasa todos los veranos, y en donde aprovecha para hacer trabajo físico. La opción de entrenar en Balaídos quedó descartada porque abrieron las pistas pero no el gimnasio y la viguesa está con un plan de musculación que le obliga a pasar por el gimnasio con asiduidad.

A nivel físico, Gómez se encuentra bien de forma, pero a nivel técnico necesita volver a recuperar las mejores sensaciones que le arrebató la pandemia.

La lanzadora reconoce que no fue fácil apostar por el cambio: «Fue una decisión muy complicada. Me encanta Vigo, estoy muy a gusto aquí y dejar atrás a la familia, a mis compañeros de entrenamiento y a mi entrenador es algo muy complicado, pero al final son decisiones que hay que tomar», comenta al tiempo que resume lo que aportó la figura de José Manuel Hermida en su carrera deportiva: «Fue la persona que hizo que descubriera mi pasión, para mí fue alguien muy importante, fueron cuatro años con el con momentos muy bonitos. Fue primer todo con él: internacionalidad, campeonato de España... Le voy a estar agradecida siempre».

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Irene Gómez se marcha a la Blume para impulsar su carrera