Rodrigo Corrales, portero gallego de la selección de balonmano: «Este Europeo es una guerra donde nadie se guardará nada»

El guardameta gallego no ve a España favorita para el triunfo, pero subraya que no renuncian a nada


VIGO

Rodrigo Corrales sabe que la selección española de balonmano se juega mucho en este Europeo, pero que las demás también. El cangués ve equipos superiores al suyo y no cree que España sea favorita, pero tampoco la descarta para ningún objetivo. Además, cree que el hecho de que una plaza para Tokio 2020 y dos para el Preolímpico estén en juego marca el desarrollo del torneo. Y a él se le ocurren pocos retos más ilusionantes que estar en Tokio en su carrera deportiva.

-Llegando como vigentes campeones, ¿el objetivo tiene que ser ganar este Europeo?

-No hay que confundirse. Somos conscientes de que individualmente muchas selecciones tienen mejor nivel que nosotros, caso de Dinamarca, Noruega, Alemania, Croacia o Suecia. Son más jóvenes y superiores a nosotros. Pero a una competición como esta se viene a hacerlo lo mejor posible, a ganar, con la ambición que siempre forma parte del deporte. Somos un grupo que dejaremos todo sabiendo que, para mí, no somos para nada favoritos, pero conscientes de que a un partido podemos ganar a cualquiera y cualquiera nos puede ganar. Si lo hacemos bien, podemos estar ahí, y para eso hay que ir paso a paso.

-¿Es el colectivo el punto fuerte de esta selección?

-Sin duda, si no sería imposible. Ves que nos falta tiro exterior, que no somos un equipo excesivamente grande ni de muchos kilos, pero jugamos bien al balonmano. No somos egoístas, intentamos escoger la mejor solución si un compañero libre tiene la mejor opción de tiro, en defensa somos solidarios... Esa es nuestra fuerza. De no ser por eso, no podríamos competir con los rivales con los que lo hacemos.

-¿Hay presión extra por la defensa del título?

-Siempre la tienes. Casi todos los jugadores de la selección estamos en grandes equipos con objetivos de ganar cosas y aquí es igual. Hay que focalizarse en cada partido, aunque sea un tópico, e intentar estar siempre lo mejor posible. Sabemos que el balonmano no deja de ser un estado de ánimo y si estamos bien y nos sentimos a gusto, vamos a tener opciones.

-¿Qué papel tienen los próximos Juegos en este Europeo?

-Pesa mucho el hecho de que, aparte del título, ganar te dé acceso a las Olimpiadas y, para los equipos no clasificados para el Preolímpico, es a vida o muerte. Selecciones menos favoritas como Portugal o Eslovenia van a querer buscar como sea una de esas dos plazas y se aventura una guerra. Nadie se va a guardar nada, y menos en este Europeo.

-¿Qué significaría para usted poder estar en los Juegos?

-Sería lo máximo. Es de los sueños que tienes desde pequeño, no desde que empiezas porque de niño solo te mueve disfrutar con los amigos. Pero cuando empiezas a ser consciente de lo que es el balonmano, es la máxima aspiración. Aún no he tenido oportunidad de estar y todos los que la han tenido hablan maravillas de su grandeza. Tanto mis compañeros como yo estamos dispuestos a sacrificar lo que haga falta, hay que estar por lo civil o lo criminal.

-Da la impresión de haber llegado en un gran momento de forma a este torneo.

-Sí. Juego la mayor parte del año y a veces cuando juegas fuera hay quien piensa que solo lo haces en la selección. Disputo la mayoría de los partidos con el PSG y estoy contento a nivel personal, participando y ayudando. He hecho buenos partidos y lo importante es el colectivo, ayudar y estar preparado cuando el entrenador lo necesite. Vamos a necesitar la mejor versión de cada uno de nosotros.

«No es fácil dejar el París Saint Germain, pero había que arriesgar»

Tras tres temporadas en el PSG, Corrales militará la próxima temporada en el Veszprém húngaro. Rechazó renovar en París.

-¿Qué le decidió a cambiar de club la próxima temporada?

-En París es donde más feliz he sido hasta el momento, pero pensando en el futuro, decidí que lo mejor para mí era este proyecto, encabezado por un entrenador español que tiene mucha confianza en mí [David Davis]. El Veszprém es un club histórico, de los más potentes, un proyecto como el de París, que aspira a estar siempre en lo más alto. No fue fácil, pero había que arriesgar.

-¿Qué balance hace?

-Me preguntan si estoy aprendiendo ya húngaro y no me gusta hablar así porque la etapa en el PSG aún no acabado y voy a estar centradísimo en el equipo. Sigo teniendo objetivos, sobre todo la Liga de Campeones.

-¿Cómo valora su evolución en este tiempo?

-Es raro valorarte a ti mismo, pero estoy satisfecho con los pasos que he dado y los sueños que he cumplido a base de trabajo y disciplina, por mí mismo.

CALENDARIO

AYER

B. Rep.Checa-Macedonia 27-25

B. Austria-Ucrania 34-30

D. Portugal-Bosnia 27-24

D. Francia-Noruega 26-28

F. Suiza-Polonia 31-24

F. Suecia-Eslovaquia 19-21

HOY

A. Montenegro-Bielorrusia 18.15

A. Serbia-Croacia 20.30

C. Letonia-Alemania 18.15

C. Países Bajos-España 20.30

E . Islandia-Hungría 18.15

E. Rusia-Dinamarca 20.30

Votación
0 votos
Comentarios

Rodrigo Corrales, portero gallego de la selección de balonmano: «Este Europeo es una guerra donde nadie se guardará nada»