Martillazo de Lucas Pérez

El West Ham paga 4,4 millones al Arsenal para fichar al coruñés por tres años

Lucas Pérez presentado con el West Ham
Lucas Pérez presentado con el West Ham

Su entorno aseguraba que su intención era cumplir los dos años de contrato que le quedaban con el Arsenal, pero también sostenía que estaba feliz en Londres. Y en la capital de Inglaterra se quedará Lucas Pérez (A Coruña, 1988) para seguir siendo feliz jugando al fútbol. Cambia de barrio, eso sí, y deja el Arsenal de Unai Emery para defender al West Ham entrenado por Manuel Pellegrini, que ha pagado 4,4 millones de euros para hacerse con el coruñés, al que ata con contrato de tres temporadas con opción a otra. Chicharito ya tiene competencia.

Lucas se fue como un caballero, agradeciendo el apoyo de la afición gunner y se enroló de inmediato en el papel hammer con un elocuente vídeo en el que se da a sí mismo una bienvenida en un inglés que transmite alma coruñesa como pocos.

Porque eso es lo que acaba de fichar el West Ham (decimotercero en la última Premier League), intensidad coruña al cien por cien. «Desde ahora defenderé estos colores. Es un gran honor formar parte de este histórico club. Vamos a pelear juntos para lograr éxitos», avanzó Lucas en sus redes sociales. Pronto contestó su nuevo club, por la misma vía: «¡El honor es nuestro por tenerte en el equipo, Lucas! ¡Vamos a romper la Premier esta temporada!».

Decididos a ello parecen los irons (todos estos metalúrgicos apodos denotan el gran peso histórico de un club fundado en 1895 con el nombre de Thames Ironworks and Shipbuilding Co. Ltd), teniendo en cuenta el gran desembolso realizado para fichar, junto a Lucas, a Ryan Fredericks, Lukasz Fabianski, Issa Diop, Jack Wilshere, Aindriy Yarmolenko, Fabian Balbuena y Felipe Anderson.

Ayer, el director de fútbol, Mario Husillos, tuvo palabras especiales para el coruñés y le dio la bienvenida. «Es un jugador con mucha experiencia que Pellegrini y yo conocemos bien desde España», argumentó. «Estoy emocionado, me están dando la oportunidad de continuar en la Premier. Además, el club tiene una gran afición y un estadio increíble. Estoy muy motivado», retrucó el gallego.

Recibimiento especial del club

Husillos analizaba de este modo al nuevo fichaje: «Tiene una gran calidad técnica, y puede jugar como el delantero principal o el segundo delantero en un papel más profundo. Anota goles, pero también puede crearlos y vincularse bien con los mediocampistas. Su estilo es diferente al de los otros delanteros que tenemos a nuestro alcance, y eso le da al técnico más opciones para nuestro juego de ataque». «Lucas también tiene experiencia en la Premier con el Arsenal, y está familiarizado con la vida en Londres, lo que significa menos tiempo para adaptarse. Desde la primera reunión que tuve con Lucas, dejó en claro que quería venir al West Ham», añadió.

Con esta operación, el West Ham se adelantó al Sporting de Lisboa por hacerse con el delantero, que militó la pasada temporada en el Deportivo cedido por el Arsenal, entidad en la que tuvo una irregular fortuna y a la que perteneció durante dos temporadas. Dejó un poso amargo marcado por el descenso en su segunda etapa blanquiazul, en contraposición al cuento de hadas que vivió en su primer año como deportivista (firmando los mejores números de su carrera) en el que escenificó un regreso a casa después de un largo periplo por Madrid, Ucrania y Grecia.

Derechos de formación

Así cerraba su círculo vital aquel niño de Monelos que dejó pinceladas de su fútbol bizarro en el fútbol sala, pero también en las escuelas municipales de la mano de Arsenio Iglesias, Victoria, Arteixo, el Alavés de Piterman, Montañeros, Ordes y los filiales del Atlético de Madrid y el Rayo Vallecano, con el que mantuvo el primer pulso por su futuro cuando todavía era un imberbe. Lo ganó y se arrogó el derecho a decidir para siempre su propia vida. Tuvo que volver a hacerlo para salir del PAOK y emprender su soñado viaje hacia A Coruña. Y eso que enfrente estaba Ivan Savvidis, el presidente que la temporada pasada saltó al campo portando un arma de fuego en pleno partido contra el AEK de Atenas. Al fin y al cabo, llevaba haciéndolo desde niño, con la ayuda de sus abuelos.

Como guinda, el legado de Lucas en forma de compensación por los derechos de formación suponen muchos miles de euros para los necesitados clubes coruñeses.

Votación
0 votos
Comentarios

Martillazo de Lucas Pérez

Este proyecto ha sido cofinanciado por