Medicamentos desde Lalín para ayudar a paliar la crisis sanitaria de Venezuela

andrea otero LALÍN / LA VOZ

COOPERANTES

La Asociación de Venezolanos del Deza sigue recogiendo medicamentos

25 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La Asociación de Venezolanos del Deza continúa con la campaña solidaria de recogida de medicamentos José Gregorio 2021 para enviar a Venezuela ayuda humanitaria. Actualmente tienen listos en Lalín casi ochenta kilos de suministros sanitarios más los recaudados en la jornada de ayer. Esta iniciativa nace debido a la difícil situación sanitaria que atraviesa el país ante la falta de medicamentos y servicios básicos que se ha agravado con la irrupción de la pandemia.

María del Carmen Barros, de la asociación de A Estrada, comenta que «allí está todo muy grave y se han puesto pocas vacunas». En Venezuela se han administrado cerca de 4 millones y medio de vacunas. Hay un millón de personas vacunadas completamente, lo que supone un 4% de la población total, que comprende más de 28 millones de habitantes.

Desde la asociación comentan que el covid en Venezuela es muy complicado ya que «en los hospitales públicos no tienen lo necesario para tratar a los pacientes y las clínicas privadas son demasiado caras». La presidenta de la asociación, Clara Presas, conoce «una familia en la que ingresaron a uno de sus miembros en la UCI privada y les costaba seis mil dólares al día».

Con los medicamentos recaudados realizan un proceso de revisión, recuento y peso. Se clasifican los medicamentos por principio activo y luego se embalan en cajas que se envían a Vigo, a la FEVEGA. Desde allí el envío puede ser aéreo, subvencionado por la Secretaría de Emigración de la Xunta, o marítimo, pagado por las asociaciones y destinado a organizaciones venezolanas sin ánimo de lucro. Clara Presas afirma que actualmente en Vigo llegan casi a la tonelada de medicamentos listos para enviar. En los paquetes se encuentran, además de pastillas, pañales, sondas, mascarillas, jeringas o bolsas para la orina. Se envía todo tipo de material hospitalario a la Hermandad Gallega y lo que sus socios no soliciten lo donan a Cáritas, a hospitales infantiles, geriátricos, gente sin recursos u otras oenegés.

Clara Presas observa que cada día «hay más gente nueva» pero alguna «no puede permitirse venir por falta de recursos». Ella lleva desde 1995 en Lalín porque su familia es natal de la zona. «Hay momentos complicados porque a veces la gente dice cosas que duelen, y te hacen sentir mal», comenta. También cuenta que hay gente «muy acogedora y amable» y que desde el Concello de Lalín «siempre hemos recibido mucho apoyo por parte de los trabajadores y trabajadoras».